Gorillaz México y Latinoamérica Foro

Geek Domains
Gorillaz México y Latinoamérica Foro » Fan-Fiction
These are the best days of our lives....

Responder Página < Anterior  1 2 3  Siguiente >
Autor Mensaje
SofiaVera
Quien es 2D?
avatar

Reg.: 08 Jul 2013
starstarstarstar

Mensajes: 20


#16 Publicado: Mie Sep 04, 2013 8:33 pm  Responder citando

¡Me fascina que avances tan rapido! *u* Siguelo, es interesante C:
_________________
Love gorillaz!
Subir ^
CyborgPoky
nuev@


Reg.: 26 Ago 2013
starstarstarstar

Mensajes: 19


#17 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Mie Sep 04, 2013 10:19 pm - Título del mensaje: These are the best days of our lives... Responder citando

These are the best days of our lives...

La otra vez relei toda la historia del fic y senti que hice muy muy emo la situacion. Asi que decidi darle un rayo de luz a 2D. Esta vez si me inspire ((:



Cap. 5: "El reencuentro"

-¡¡Murdoc!! ¡no puedes dejarme aquí en plena batalla! ¡no me jodas! -gritaba 2D desde la habitacion  varios metros sumergida en el agua mientras daba golpes con el puño cerrado a la puerta. -¡¡Murdoc!!

Mientras tanto, el llamado miraba por el telescopio con una Cyborg armada esperando las ordenes. Se apreciaban varias avionetas llegando junto con un barco gris plomo en las lejanias, cada vez mas cerca, con una figura bastante alta y negra acercandose con la catastrofe que venia junto con ella.

-Cyborg, vamos a necesitar apoyo.- apunto el satanista bajando la mira, percatandose de que las tropas del Boogeyman eran superiores a las de la ultima vez, mucho mas
-Trae todas las armas y repuestos que encuentres, sin excepcion.
-A la orden, señor.

Pronto, la robot bajo hasta al sotano, donde abrio un baul que se encontraba aislado, bastante abandonado y con una nota en una hoja amarillenta que apuntaba en una letra apenas legible "Simplemente para volar Plastic Beach".
La robotica chica saco todas y cada una de las armas: escopetas, metralletas, bombas de tierra, explosivos, granadas, bazoocas, lanzallamas, pistolas de alto y bajo calibre. Todo lo embolso en un pedazo de tela que improvisaba un morral y  regreso al balcon, donde el bajista la esperaba. El barco fantasma ya se habia acercado bastante.

Murdoc pudo notar que la sombra del barco hacia una seña casi militar y 6 avionetas tomaron su camino hacia la isla. Tomaron por sopresa apuntando y disparando al bajista y a la robot, quienes entraron rapidamente en el edificio. Un gran temblor sacudio todo Plastic Beach. Incluso el peliazul encerrado en la habitacion mas profunda sintio en temblor y lo obligo a tropezar.

Murdoc dedujo rapidamente que esa fue la entrada del Boogey, quien seguramente habia aterrizado en la azotea.
-¡Cyborg, ven conmigo! trae todo lo que puedas, esta vez no es cualquier enemigo.
La chica tomo dos armas bien cargadas y subio hasta la parte mas alta de Plastic Beach, en donde en efecto, encontraron al Boogeyman como intruso. Cyborg disparo repetidas veces hasta que obligo a Boogey a marcharse dando un salto, cayo en la superficie rocosa, utilizo una gargola de piedra como escudo para protegerse de las balas que le pisaban los talones y se hecho al mar.

(Aqui les recomiendo escuchar el tema "Rinhestone eyes" para sentir el vigor!)

2D miro hacia la ventana, noto una silueta caer al mar y alejarse rapidamente.

El boogey  dio un gran salto desde el agua hasta su barco, donde observo detenidamente a Murdoc, quien estaba lejos, pero bastante cerca como para notar una expresion de confusion en su rostro, fue cuando el Boogey recordo como comenzo todo.

El chico encerrado sufria un ataque de nerviosismo, escuchar las avionetas ir y venir, esa mancha de barco en la superficie del agua,acompañada de otros barcos pequeños mas, y el monstruo cetaceo merodeando.

La ballena se habia vuelto en contra de Gorillaz, entonces esta fue nadando a toda prisa hacia la extremidad en punta de la isla, ahi, donde se encontraba 2D.
El temblaba de terror, no pudo reaccionar, lo unico que pudo hacer y que la situacion le permitio fue colocar lentamente su mascara colorida sobre su rostro y esperar lo peor.

La criatura marina gigantesca se acerco en milesimas de segundos a la ventana de 2D. Abrio el hocico de par en par, aterrorizando al tecladista, dejandolo estatico.
El, solo esperando lo peor, cerro uno de sus ojos vacion puestos en color blanco por el miedo que sentia en ese momento. Sujeto su cabeza con ambas manos y espero a que el cetaceo gigantesco hiciera su movida. Pero nada sucedio.
El pudo alcanzar a ver como la ballena iba "de reversa" cosa completamente imposible, como si hubiese algo mas grande que ella o una fuerza mayor la sujetara por detras y la arrastrara hasta sacarla volando por los cielos.
2D se quedo estatico, paralizado, mirando por la ventana lo que ningunos ojos habrian visto jamas en la historia.

Cuando toda la espuma se retiro, el agua turbia dejo ver nada mas que dos piernas
largas y regordetas que no parecian tener limite. "¡¿Que diablos esta pasando?!" se preguntaba una y otra vez desesperadamente por saber que ocurria aya arriba.
-¡Murdoc! ¡Murdoc! ¡¡Cyborg!! ¡alguein, quien sea! .-gritaba el peliazul

La ballena  impacto contra una avioneta de un pobre soldado desafortunado, la cual volo sin direccion dando vueltas por el aire, dejando un rastro de humo negro hasta estrellarse y dar contra el suelo plastico  artificial de la playa. Esta exploto ocasionando un terremoto breve pero bastante fuerte en el lugar.

Ante esto, el marco de la puerta de metal resistente en la habitacion del tecladista se doblo a la mitad, deformando la puerta. 2D solo necesito dar unos cuantos empujones para salir completamente. El cayo al suelo junto con la puerta hacia afuera, se incorporo y una amplia sonrisa aparecio en su rostro, esa era la primera vez que salia de ahi sin permiso o consentimiento de Murdoc y sin que una robot lo persiguiera como loca hasta el cansancio. Corrio como si fuese a ganar un maraton, hacia tanto tiempo que no salia de ese ring de pelea...

Su cordura regreso de golpe, algo le decia que tenia que llegar arriba, un presentimiento se avecinaba, bueno o malo, el se arriesgaria.

Las tropas del Boogey comenzaron a retirarse, todos huian de algo que se habia aparecido en la isla, y que dibujaba una sombra en el agua mas grande que el Empire State.

"Pronto" penso la sombra en el barco mas grande y desaparecio en la bahia, junto con toda señal de civilizacion que no estuviera dentro de la playa artificial.

2D llego jadeando a la superficie, esprando a que Murdoc le proporcionara golpes hasta dejarlo inconciente y despertar de nuevo en la oscura habitacion, pero lo que ocurrio es que miro a Murdoc, quien estaba boquiabierto con Cyborg Noodle detras de el. Dirigio la mirada hacia donde el veia. Tampoco lo pudo creer.
Esa persona de tez morena que descansaba ambos brazos sobre el suelo y la arena era nada mas y nada menos que el antiguo baterista, de ahora como 500 metros de estatura. "Russel" penso 2D.
Pero eso no fue todo, la boca de este comenzo a abrirse dejando ver a una chica.
Ella dio un salto hacia la mano del baterista corpulento y el la bajo hasta el suelo como una plataforma.

2D la miro de pies a cabeza, calcetas de anillos negros y blancos hasta su muslo con pequeñas pistolas metidas en estas adornaban ambas piernas de la chica. Un vestido demasiado corto por donde se cruzaba la correa de una escopeta cargada en su espalda, bolsillas rojas con notables cajas de cartuchos, una clase de bufanda de donde colgaba una metralleta por su hombro y una mascara ocultando su identidad sobre aquel cabello corto posaban en el cuerpo menudo de la delicada silueta que se habia aparecido en la isla, frente a los 3 habitantes de esta.

2D estaba atonito, ninguna palabra logro salir de entre sus labios, ningun pensamiento surgio en su mente, el estaba en blanco. Camino hacia esta chica, "no es posible, no es posible" se repetia a si mismo mientras aceleraba su paso. Llego corriendo hasta la chica, se detuvo y la miro fijamente, el levanto su mascara y una sonrisa aparecio en los labios rojos de lo que parecia ser un efecto visual frente a el.
La pequeña mujer ladeo la cabeza y lo miro fijamente, 2D no lo soporto mas.

-¿Noodle...? -preguntaba el mientras acercaba un poco mas y mas su mano hacia
el rostro de la chica que tenia en frente. Ella no dijo nada, solo siguio sonriendole.
-Noodle.....eres tu.....Noodle....¡¡Noodle!! -gritaba entre lagrimas 2D y se colgo de ella, rodeandola en un fuerte abrazo, Russel rio ante la escena motivadora.

El no lo podia creer, ella estaba ahi, despues de 3 años creyendola muerta, ella estaba frente a el. 2D se sintio mareado y cayo de rodillas. Ella lo sujeto para que no cayera completamente y lo miro fijamente. Ella continuaba sonriendo y el chico desde el angulo en el que estaba noto una lagrima recorrer la piel blanca de la chica hasta su mejilla.
El se incorporo, no sabia que hacer, como actuar, que decir. Ella se levanto junto con el, despues su sonrisa se borro al ver a Murdoc, quien estaba estatico con Cyborg detras de el. Ella no entendia absolutamente nada.
La chica de blanco se encamino hacia el satanista paralizado.

-Noodle....yo....- intento decir el bajista cuando ella solto un puñetazo fuertisimo en su mejilla izquierda. Murdoc cayo y un poco de sangre se derramo manchando una pequeña parte de la arena.

Cyborg instantaneamente detecto amenaza y se interpuso ante el amo Murdoc para que no continuara haciendole daño. Ambas quedaron frente a frente, retandose con la mirada.
2D sabia lo que se avecinaba., y no sabia que hacer.
Subir ^
partyblast
I ♥ Cyborg
avatar

Reg.: 24 Jul 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 8312
Género: Masculino
Ubicación: En el USG Ishimura
México


#18 Publicado: Mie Sep 04, 2013 11:05 pm  Responder citando

Muy bueno esta buenisimo ojala continues esta muy interesante
_________________
Subir ^
CyborgPoky
nuev@


Reg.: 26 Ago 2013
starstarstarstar

Mensajes: 19


#19 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Vie Sep 06, 2013 8:27 pm - Título del mensaje: These are the best days of our lives... Responder citando

These are the best days of our lives...


Aqui les traigo el capitulo 6 del fic, desearia tener mas seguidores, asi que hago lo que puedo!!
Ojala les guste, lo termine en 3 dias porque hubo muchas correcciones.



Cap 6:Pianos, escopetas y fantasmas.



La recién llegada se quedó quieta frente a su copia metalica. El parecido era impresionante, tal y como Murdoc dijo que seria.

Los segundos parecian eternos, solamente se miraban fijo, 2D no sabia que hacer, asi que se armo de valor y camino hacia ellas.

-O-oigan....esperen...-

El no termino de decirlo cuano Noodle saco de repente la metralleta que traia puesta y comenzo a disparar. Cyborg reacciono al instante y corrio hacia los adentros de la isla, con su arma cargada. La chica enmascarada la persiguio y se perdieron en el follaje intenso de la maleza en la isla. 2D estaba estatico, ¿y si Noodle salia herida? el volteo a ver a Russel, para que lo evitara, pero el gigante ya no estaba. 2D cayo en panico, corrio hacia Murdoc para que evitara una catastrofe ordenando a Cyborg que se detuviera.

-¡¡Murdoc!! -gritaba, pero el habia quedado inconciente.
Se escucharon disparos repetitivos en los adentros de la isla.

Noodle buscaba a su clon bien alerta, cuando esta salio de la maleza y la empujo contra el suelo. Ambas rodaron hasta llegar al agua. Fue ahi donde desenfundaron sus armas y comenzaron a dispararse mutuamente. Esquivaban los disparos una de la otra mientras corrian y se perseguian en toda la isla.

Cyborg se adentro en el edificio y corrio hasta el balcon, donde Noodle llego para acorralarla y apunto hacia su cabeza. Cyborg hizo lo mismo, era un momento de tension que duro apenas unas milesimas de segundo cuando ambas dispararon. Mala suerte: se habian acabado las balas en las armas.

Al instante, sacaron otra pistola de menor calibre y se dispararon. Una bala proveniente del arma de Noodle se inserto violentamente contra un brazo robotico de Cyborg, y una bala proveniente de Cyborg se estampo contra una tuberia y reboto hacia un muslo de Noodle, rasgando su calceta y un poco de sangre salio de la piel de esta. Nadie dio importancia a sus heridas menores y continuaron batallando. Noodle se abalanzo contra la robot y ambas cayeron por el barandal mientras se golpeaban. Terminaron en el suelo y se incorporaron algo agitadas.

Noodle tenia manchas rojas y negras en su vestimenta y su rostro tenia algunas heridas leves. Cyborg habia perdido una parte de su rostro, dejando ver la naturaleza de su ojo izquierdo, rojo y metalico ,inspiraba algo de terror y sus ropas estaban rasgadas.

Perdieron sus armas en la caida, y, como si estuviesen conectadas, el clon y la original empuñaron un arma blanca como ultimo recurso: navajas y cuchillos.

Noodle solto un grito al correr con toda rapidez hacia Cyborg y la pieza metalica alzo su arma solo a la espera de que la enmascarada llegara a hacer su movida.

2D miro todo los acontecimientos. No se contuvo al notar que Noodle corria hacia Cyborg, el corrio como si su vida dependiera de eso, se dirigio hacia ellas para tratar de evitar lo imposible.

Un sonido crujio en la isla, la robot, la chica enmascarada y el tecladista se quedaron inmoviles, al ver lo que sucedia. El movimiento de 2D habia sido certero: el sostenia la navaja de Cyborg, la cual seguia siendo empuñada por ella suspendida en el aire, 2D la detuvo con su mano izquierda y esta se mancho completamente se sangre, la cual goteaba proveniente de la herida en la palma de su mano.

Noodle estaba estatica, ella habia atravesado el hombro de 2D con su cuchillo al tratar de llegar al pecho de la robot, y efectivamente, lo habia alcanzado.
Aquella era una escena de lo mas sorpresiva: 2D habia evitado que Cyborg dañara a Noodle recibiendo ambas cuchillas en su cuerpo. Cyborg cayo por un corto circuito que provoco la hendidura profunda del arma enemiga.

-¡¡2D!! -grito la chica y retiro su arma de la piel del peliazul, el cual cayo de rodillas y la chica lo sujeto.
-¡Mirame, mirame! -le gritaba Noodle cuando se levanto la mascara de felino que traia puesta y no se la habia retirado ni un momento, exponiendo su ojo derecho con una cicatriz -¿¡Porque hiciste eso!?- algunas lagrimas escaparon de los ojos verdes de la chica.
-¿Noodle? ¿porque tienes esa cicatriz, Noodle? -agonizaba el muchacho.
-¡¡2D, respondeme!! ¿porque hiciste eso? -le suplicaba la chica. El peliazul bajo la mirada, comenzo a ver borroso, podia ver el rostro de Noodle distorsionado y escuchaba su voz como si estuviese muy lejos. No aguanto mas y cayo en el regazo de Noodle.
-Noods, ahora solo quiero descansar -dijo 2D por lo bajo.
Noodle miro con rabia a la robot, pero no dijo nada. Paso el brazo sano de 2D por su cabeza y lo llevo hasta el edificio a rastras.

Subio a las habitaciones mas altas y lo recosto en una cama, porque las demas estaban sucias y llenas de porquerias. En el estado en el que se encontraba 2D, Noodle no tomaria riesgos de que contrajera una infeccion. Los siguintes minutos se dedico a vendar la perforacion de su hombro, por encima de la parte carnosita de la axila y debajo de la clavicula. Con suerte no tendria perforado el pulmon.
-Ahora tienes que descansar.- dijo la chica y le planto un beso en la frente sin siquiera estar consiente de que el ya no la escuchaba, habia caido en un sueño profundo.

Ella salio del lugar en busca del gigantesco sujeto de tez morena. No fue dificil encontrarlo, lo vio al otro lado de la isla sentado de espaldas. Ella se encamino al lugar, noto que el satanista seguia inconsiente en el suelo. Russel la vio venir.
-¡Hey, Noods! ¿que ocurrio? ¿porque estas toda golpeada? ¿estas bien? -pregunto el baterista al percatarse de que tenia varios y leves golpes en su cuerpo.
-Estoy bien.- dijo ella sentandose en la arena.

-¿Que paso? me voy por unos segundos hacia el barco y regreso con Murdoc borracho y tu desapareces con D.
-Digamos que me encargue de la basura de metal. Murdoc no esta borracho, simplemente le di su merecido.
-Uh, ya veo...- dijo el baterista mirando hacia el oceano -¿Y donde esta 2D?
Noodle solto un suspiro
-Se entrometio en la pelea, esta malherido.
-¡Oh Dios! ¿el esta bien? ¿donde esta?
-Esta bien -dijo la muchacha de blanco haciendo un ademan con ambas manos apuntandole algo asi como "calmate, calmate" -esta adentro, creo que se desmayo, pero ya me encargue de el. Solo falta este -dijo ella levantandose apuntando a Murdoc.
-No tenias que ser tan dura....-Russel noto como lo miro Noodle -Olvidalo, creo que lo merece.
-Se merece eso y mas, voy a hablar con el, tenemos muchas cosas que discutir.
-Me supongo yo que si.

Ambos se quedaron callados, ya estaba atardeciendo y el sol iba acortandose con la superficie azul del mar con cada minuto.

-¿Y que vamos a hacer con....- Noodle apunto hacia Russel con su dedo indice -....tu problemita?
-No te preocupes, seguramente Murdoc encontrara la manera de que regese a la normalidad. Es decir, mira, construyo una isla de plastico en medio de la nada y creo un robot mas inteligente que el.
-Eso espero, ojala no te quedes tanto tiempo afuera. Debe ser horrible.
-No cuando te acostumbras, pero ustedes se ven tan pequeños desde aqui, me recuerdan a los imperios de hormigas que se acumulaban en el jardin de mi casa cuando era pequeño. Eran buenos tiempos.
-¿Imperio de hormigas? -pregunto Noodle subiendo su mascara.
-Si,tu sabes, todas son como hermanas y trabajan juntas, pero yo solia quemarlas con una lupa -dijo Russel riendo.
-Uh....vaya.

Ambos se quedaron callados y suspiraron al ver el ultimo rayo de sol internandose en las aguas profundas.

-Me supongo que es hora de que despierte .-dijo Russel mirando a Murdoc.
-Yo tambien lo creo.- dijo ella, bajo su mascara,se dirigio al agua y tomo una poca para despues mojar el rostro del satanista, quien inmediatamente grito  y se incorporo rapidamente.
-¿¡Q-que diablos!?  -grito el, al darse cuenta de que era Noodle quien estaba frente a el su corazon dio un vuelco, recordo todo lo que ocurrio en ese mismo dia.
El no supo que decir, solo la miro.
-Hola Niccals, mucho tiempo sin vernos. -dijo Russel saludando con la mano abierta.
-Bastante, diria yo.
-Yo diria que tenemos que hablar. -dijo Noodle interrumpiendo y mirandolo fjamente por detras de su mascara.
-¿Hablar sobre que? -dijo el desesperado -¿donde esta Cyborg?
-Oh, ya veo, despues de una catastrofe lo unico que te preocupa es tu robot, ni siquiera te has dado cuenta de que D no esta con nosotros. -dijo Russel.
-¿El idiota ese? mierda, seguro escapo -dijo recordando verlo salir por la entrada, abrazar emotivamente a Noodle, verlo caer.
-¿Escapar? ¿es en serio? -dijo Russel arqueando una ceja -¿a donde narices podria ir? no tienes idea de que tan lejos estamos de cualquier digno de civilizacion. Te hace falta pisar tierra firme, hombre.
-Oh, el gigantesco me sugiere pisar tierra firme, por Satan.
-No has cambiado nada, desafortunadamente.
-¿Y que puedo decir de vosotros dos, eh? me hiciste creer que habias desaparecido en el mar -dijo dirigiendose a Russel -y tu, ni me hagas decirlo.-le dijo a la muchacha de blanco.
-No te atrevas a hablarle asi, Niccals.-dijo Russel tronando sus nudillos.
-A ver, caballeros, seamos razonables, para todo existe una explicacion .-dijo Noodle
-Eso espero -dijo Russel levantando la voz -espero que tengas una explicacion para todo esto.
-Si la tengo, lo hice por la banda. -dijo refunfuñando Murdoc.
-¡Vaya! ¿esa es tu gran explicacion?  haber creado un Cyborg de Noods, y tener a D aqui contra su voluntad todo este tiempo, ¿lo hiciste por la banda?
-Si ¿no te parece? puedes mover tu gigantesco trasero de MI isla, idiota-
-¡Suficiente! -intervino la enmascarada. -Murdoc, tu y yo tenemos que hablar, de muchas cosas.
-Quiero que me digas donde esta el robot -dijo el frunciendo el ceño.
-Esta tirada por ahi, sufrio un corto circuito y se apago.
-¿Que? ¿porque?
-Ya habra tiempo para eso -dijo ella mirabdolo amenazante.-Lo siento, Russ, ya veremos como te ayudamos, ¿esta bien? te traere algo para comer despues. -dijo Noodle acompañando a Murdoc a la entrada.
-Si chica, no te preocupes por mi, si algo ocurre....-
-Me las arreglo yo misma, tengo todo bajo control.- dijo subiendo su mascara guiñando un ojo. Despues la volvio a bajar, no queria que Murdoc la viera.

El no sabia que decir, solo se le ocurrio actuar de la misma manera que la trato durante todos los años, desde que llego a los estudos Kong, hasta que la perdio por completo en el video. Pero dentro de si, se sentia feliz de que pudiera verla una vez mas, queria abrazarla, apretujarla, demostrarle cuanto la extraño, pero reprimio todas sus ganas porque sabia lo que se venia. De todas maneras, el estaba impresionado. Y una sonrisa de ternura, de las pocas que se habian aparecido en su vida, se dibujo sigilosamente en su rostro.
Subir ^
partyblast
I ♥ Cyborg
avatar

Reg.: 24 Jul 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 8312
Género: Masculino
Ubicación: En el USG Ishimura
México


#20 Publicado: Dom Sep 08, 2013 9:57 pm  Responder citando

Muy bueno, me gusto sigue continuando  Very Happy
Subir ^
CyborgPoky
nuev@


Reg.: 26 Ago 2013
starstarstarstar

Mensajes: 19


#21 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Vie Sep 13, 2013 9:56 pm - Título del mensaje: These are the best days of our lives... Responder citando

These are the best days of our lives...


¡Hola! lamento la demora, de subir un capìtulo todos los dìas pasè a dejarles este capitulo una semana despuès ): ustedes saben...la escuela esta con todo y me pidieron aprenderme nuevas canciones para un proyecto....pero no voy a justificarme, aquì les dejo el capitulo 7 bastante extenso....nuevas ideas se me vienen en mente, espero que les guste!!





Cap. 7Caught beneath the landslide



Murdoc y Noodle se dirigieron al edificio, nadie soltò ninguna palabra. Murdoc estaba nervioso y Noodle se repetìa en su mente que tanto iba a decir.

Tan pronto como atravesaron la puerta, se encaminaron al estudio, donde el satanista cerrò la puerta detràs de la chica y tomò asiento, Noods se quedò parada de brazos cruzados mirandolo fijamente.
Murdoc suspiro. El no se imaginaba que ese dìa llegarìa. No sabìa ni que decir.

Cuando Murdoc tomo aire para comenzar, Noodle se le adelantò:
-3 años...-dijo tajante- desaparecì 3 años y decidiste crear un robot de mì. ¿Como te sentirias tu? ¿Como te sentirias al saber que te reemplazo un pedazo de metal, eh?

El bajista no dijo nada, bajo la mirada, escuchando las palabras hirientes de Noodle.
-Exacto, esa siempre ha sido tu respuesta. Nada. -dijo ella encojiendose de hombros.
-Oh, vamos, 3 años es demasiado tiempo y, por favor, todos creìamos que estabas muerta.-
-Pues no lo estoy -dijo azotando las manos sobre el escritorio. -¿Esperabas que yo nunca regresarìa?-
-Yo perdì toda esperanza en cuanto vì caer la Isla desde la torre.-
-¿Y 2D? ¿acaso el perdiò la esperanza?-
-Es exactamente por eso que con la poca cordura que le sobrò intentò matarse.-
-Intento matarse porque le tenìas aquì.

Murdoc la mirò ¿Porquè siempre tiene la razòn? se pregunto.

-Cuanto tiempo...- pregunto ella
-¿Cuanto tiempo què?-
-Quiero saber cuanto tiempo estuvo aquì contra su voluntad.-
-No lo sè....ni yo ni èl llevamos la cuenta.-

La conversaciòn pronto se volviò tediosa. Dejaban escapar varios segundos en sus miradas amenazantes. Ella se irguiò, hizo una mueca y diò media vuelta para marcharse.

-¡Noodle! -la detuvo el satanista moreno, quien se habìa levantado de su silla.

Ella giro la cabeza antes de dar vuelta a la perilla.

-Yo....no puedo creer que estès aquì, pero....me alegra verte de nuevo. -dijo

Ella pudo percibir esas ùltimas palabras con la voz temblorosa. Solto la perilla y alzo la mirada hacia el techo, diò un largo suspiro y mirò a aquella persona que habìa cuidado de ella desde sus 10 años. Muchas memorias cruzaron en su mente. La chica se dirigiò a èl con un paso acelerado. Murdoc creyò que volverìa a acestarle otro golpe, despuès de esperar, solo sintiò su delicado cuerpo contra el suyo y no pudo evitar sentir una enorme presiòn dentro de èl.
Correspondiò aquel tierno abrazo rodeandola y apretujandola, por un momento sintiò abrazar a la chica de 15 cortos años que se habìa perdido. Si, era ella, pero no era la misma, ella habìa cambiado.

-Te extrañè demasiado -le susurrò èl a ella.
-Aùn no entiendo porquè lo hiciste, pero encontrarè la manera de perdonarte .-le respondiò.

Se separaron y se miraron el uno al otro. Murdoc levantò la mascara de Noodle y esta no puso resistencia. El no hizo ningùn gesto ni pareciò reaccionar ante la apariencia de su cara, solo entrecerrò los ojos y ladeò la cabeza. Murdoc sintiò un enorme arrepentimiento acerca de todo lo que pasò. Acaricio su mejilla y le sonriò.
Noodle bajò la mirada y retirò la mano de Mudz de su rostro.

-Yo no quiero estar mal contigo....ni con nadie....pero tienes que saber que no lo puedo pasar por alto tan ràpido. Lo siento.- Ella saliò del lugar antes de que Murdoc notara sus lagrimas, lo dejò solo a el y a su confusiòn.

Ella caminò a paso ràpido hasta las tranquilas olas del mar, no querìa que nadie le molestara, asì que se sentò en la plàstica arena, donde pudo contemplar desde lejos el cielo oscurecido.
Recordò todos y cada uno de los momentos que habìa pasado con sus amigos.
Tocar todos los dìas para sacar el primer àlbum a la perfecciòn con Murdoc, la noche de pelìculas en la sala-habitaciòn con Russel, los paseos en las tardes de entre semana soleadas con 2D, aquellos duros ensayos y buenos consejos de Damon y Jaimie.
Un nudo en su garganta la amenazo, pero ella se contuvo, los buenos recuerdos no siempre justifican llorar, escondiò su cabeza en ambas rodillas, pero no pudo evitar los pensamientos que la perseguìan a donde fuera.

"Tal vez si yo no fuese tan rencorosa todo podrìa ser normal de nuevo. Pero ¿soy yo quien esta cometiendo un error? No lo sè, ¿que se supone que debo hacer? nada volverìa a ser igual, por mucho que lo intentara, todos estamos aquì, es un consuelo insignificante, lo pensè tanto tiempo mientras los buscaba y ahora no sè que hacer"

Pensaba ella. Levantò la mirada hacia el ocèano, la nostalgia la invadiò, ahì todos la estaban pasando mal. 2D estaba malherido, Murdoc estaba confundido y desesperado, un Cyborg igual que ella se habìa ganado su lugar y ella se preguntaba què hacer....que hacer. Levanto la mirada al cielo, no podìa mostrarse dèbil.



*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*



Los 2 dìas siguientes para 2D consistieron en un dolor intenso y algunas tormentas que lo despertaban en la noche. Podia escuchar una dulce y lejana voz  hablarle, pero no recordaba nada.

El desperto bocarriba esperando tener hambre, ver las goteras del techo en su oscura habitacion, sentir la dura y frìa cama y aun mas, estar encerrado. Pero esos dìas se habìan aproximado a su final en unos pocos minutos. El estaba en una habitaciòn que nunca habìa visto, ventanas, muebles decorativos, cuadros. De pronto una ligera sensaciòn de malestar en su cabeza surgiò. Tomò su cabeza con una mano mientras se sentaba en el costado de la cama, la cual era espaciosa y suave. En la puerta se escucharon provenir 3 golpecitos desde fuera y una muchacha apareciò tras ella con una sonrisa y una bandeja plateada con platos y vasos. Aquella escena le recordò por un minuto a un momento que ya habìa vivido, pero no pudo saber muy bien cual era.

-Hola -dijo ella adentrandose en la recamara.
-Hola, Noods. -dijo el sin poder evitar sonreìr.
-Te traje algo de comer, no despertaste en todo este tiempo y estaba preocupada. Pero veo que estas bien.-
-Ya veo..- dijo el tomando un plato. Pronto recordò todo, no estaba ni consiente de que Noodle estaba de vuelta. Tal vez despertar en una habitaciòn distinta hizo que olvidara lo sucedido: esa batalla en la cual se entrometio, Murdoc tirado en el suelo, las tropas del Boogeyman.

-¡Noodle! -dijo exaltado mirandola. Ella se asusto y dio un salto de la cama.
-¿Que ocurre? -
-¿Que fue lo que paso despuès? no me acuerdo de nada. -dijo el
-Eh...pues...- ella no entendìa porque tan de pronto 2D se habia exaltado. -Te traje aquì y hablè con Murdoc.-
-S-si Cyborg nos ve aquì...-dijo el  con nerviosismo.
-No te preocupes por eso, Murdoc la reiniciò despues de todo y se està cargando abajo. -dijo dando un bocado a su sandwich.
-Pero...¿Y Russel? ademas...tu estabas peleando con ella, y yo solo estuve aquì 2 dìas...¡y tienes  que decirme como fue que nos encontraste! -
-Bueno...-dijo ella bajando su comida al mirarlo- supongo que te mereces una explicaciòn. -dijo ella dispuesta a contàrselo todo.

Y asì lo hizo, le contò desde que cayò, como sobreviviò en ese momento y en los pasados 3 años y como fue que los encontrò.

Para cuando terminò, ambos habìan finalizado el desayuno, y habìa un silencio reinante en la habitaciòn.

-Ya veo. -concluyò el peliazul. Bajò la mirada y suspirò, la mirò a ella y pudo notar su melancolìa desde el lugar en el que el estaba sentado, solo a unos centìmetros de distancia.

Sintiò impotencia, un nudo en su garganta surgiò, y simplemente se levantò para poder abrazarla contra el.

Noodle correspondiò el abrazo. 2D no lo podìa creer, su mera auscencia creò que su prescencia fuera lo mas valioso para èl. Ahora si tenìa motivos para seguir viviendo, para seguir escribiendo, para seguir componiendo.

El la apretujò mas al pensar en todo eso, sentirla fìsicamente no tenìa ningùn nombre para los sentimientos que se desataban en el.

-Lo siento, Noods, lamento no haber hecho nada al respecto. -dijo el acariciando los cabellos de la chica.
-No te preocupes .- le contestò ella mirandolo -No volveràs a estar solo ¿de acuerdo? -dijo con voz temblorosa mientras las lagrimas se amontonaban en sus ojos.
-Pero ¿sabes? -dijo el pasando un dedo por el pliegue de sus ojos para impedir el paso de las lagrimas. -No dejo de preguntarme porquè todo tuvo que ser de esta manera.-
-Ya estaremos bien, 2D, nos iremos de vuelta a Londres a tener la vida que siempre tuvimos, con la mùsica, y nuestros amigos. -dijo ella

Cuando el escuchò a Noodle mencionar su nombre, su corazòn diò un vuelco. Recordò por todo lo que pasò en ese lugar, solo...deseperado. Pero no le contarìa a Noodle, no hasta que ella se lo preguntara, no querìa que se descargara con Murdoc todo lo que èl no pudo hacer. Pero ella notò la quemadura en su cuello en forma redonda, la misma que Murdoc habìa creado èse dìa tan memorable para el tecladista.

-2D ¿porquè estàs tan lastimado? es decir...¿es Murdoc?-
2D se sintio impactado al escuchar las preguntas de Noodle, el siempre tenìa moretones y todo eso cuando vivìan en los Kong Studios, pero no era ta grave, ahora el  padecìa de cortadas, golpes, heridas profundas, leves, cortantes, punzantes...
El suspiro, ¿le iba a contar a Noodle todo lo que pensaba? ¿que la habìa maldecido por dejarlo solo, y que casi se quitaba la vida?


*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*+*


Murdoc miraba el paisaje marino desde las profundidades del edificio, ahì donde se ecnontraba Cyborg recargandose. Un sonido hizo que volteara a mirarla...
Reinicio....3...2...1...Beep Cyborg alzò la cabeza y la dirigiò hacia donde estaba Murdoc.
Sujeto de camara detectado: Murdoc: bajista de Gorillaz, amo, creador, dominante del mundo
-Al fin despiertas. -dijo el sin mucho entusiasmo prendiendo un cigarro.
Ella misma se desconectò y espero las ordenes.
-Cyborg, de hoy en adelante otras personas viviràn aqui.
-Si, amo Mu.....- Murdoc la interrumpio.
-No quiero que hagas ninguna estupidez.- le dijo severamente.

Ambos subieron a la cocina y encontraron a Noodle en el descanso de las escaleras.
Cyborg detectò amenaza y se abalanzò sobre Murdoc para protegerlo, tirandolo al suelo.
-¡No permitirè que lastimes al amo Murdoc! -le grito ella desde el suelo.

Noodle solo la mirò con una ceja arqueada. Murdoc aventò lejos a Cyborg y recuperò la compostura sacudiendose la ropa.

-¿Y se supone que esa soy yo? pfft -dijo ella antes de dar un sorbo a su malteada.
-Trabajo en eso .- excusaba Murdoc con el ceño fruncido -Te dije que no hicieras ninguna estupidez - replicò Murdoc a la robot.
-P-pero señor....mis registros de las ùltimas 72 horas indican que èsa es la persona que lo lastimò en los sucesos acontecidos el dìa 12 de...-
-Ya, dèjalo...-dijo Murdoc mientras iba detràs de Noodle, dejando a Cyborg sola.

Ella se dirigiò a la playa con Russel, quien estaba afuera desde el dìa en que habìan llegado.

-¡Russ! -le grito ella desde lo bajo con una sonrisa.
-Hey, Noods....¿como esta D? -le pregunto el.
-Està bien, mejor de lo que creìa.
-Esa es la primera buena noticia que he recibido en un buen tiempo. -dijo suspirando.
-No te preocupes, todo va a estar bien.- ella tomò asiento a un lado de su acompañante viajero.

-¡Noodle! -le gritò Murdoc corriendo desde la puerta. El llego algo agitado. Los dos nuevos habitantes lo miraron extrañados. Nunca habìan visto al satanista correr hacia ellos, menos de esa manera.
-Tengo algo que mostrarte. -
-Irè despuès .-dijo cortante.
-¿No quieres saber que es?
-Si no es una soluciòn para el problemita de Russel no es algo que me interese entonces.

Murdoc se quedò parado mirandolos. No sabìa que ella era capaz de tratarlo de tal manera. Ante esto, 2D saliò desde la puerta caminando lento y se dirigiò a ellos.

-¡Hola! -les grito con una sonrisa.
-¡D! -le girto Russel -¡Viejo, cuanto tiempo! -decìa extasiado el moreno.
-¡¡Russel!! ¡ya veo que comiste tus vegetales! -le grito 2D.
Russel solto una carcajada inmensa, Noodle tambien reìa.

2D viò a Murdoc callado y prefiriò no  hacer mas bromas. Algo en su aspecto le indicaba que estaba incomodo solo con su prescencia.

-¿Como va ese hombro? -le pregunto el baterista.
-Pues solamente va....tu sabes.
-Que mal aspecto tienes, lo puedo notar incluso desde aqui arriba.

El peliazul sintiò nerviosismo, trago saliva y alejò la mirada del gigante. Miro de reojo a Murdoc, tambien estaba tenso.
Noodle los miraba con atenciòn a ambos, se notaba que muchas cosas habìan pasado en la isla, de las cuales solo ellos 2 estaban enterados...y la copia de Noodle.

Y ahì estaban los 4, mirando el oceano tranquilo de aquella tarde...los Gorillaz reunidos de nuevo, solamente por esas pocas hectareas de falsa naturaleza que los unia.

-¿Cual es tu plan, Niccals? ¿esperas que nos quedemos aqui toda la vida?
-Por supuesto que no. Todos saldremos de aquì, solo necesito un tiempo.
-Ya veo...-dijo el mirandolo con una ceja arqueada.

Noodle se incorporo deseperada

-¡Ya me hartè de tanta formalidad! -grito enojada
-¿Noods, que pasa? -pregunto temeroso el peliazul.
-Te dirè que es lo que pasa, necesito hablar contigo, Murdoc. -dijo ella dirigiendose al edificio blanco.

Todos se miraron los unos a los otros confundidos, Murdoc saliò de la escena detràs de Noodle.

-¿Que pasa ahora? -dijo el por detras. Ella no le contesto. Estaba molesta.

Justo al entrar, Murdoc dirigiò a Noodle por varios pasillos andrajosos hasta llegar a una puerta al final de un pasillo.
El tomo unas llaves y abriò la puerta.

-Supuse  que....necesitas un espacio para tì que no sea el desvàn....-le dijo abriendole la puerta y entrando a la habitaciòn iluminada. Estaba decorada con las propias manos del satanista: posters, cuadros, cortinas, una cama grande con colchas suaves,muebles refinados.
Ella estaba impresionada, entrò a la habitaciòn mirando todo a su al rededor, nunca habìa tenido un espacio tan Pro para si misma. Se detuvo en medio de la recamara y mirò a Murdoc.

-¿Porque?  -le pregunto asombrada.
-Ya estas de vuelta...justo como los viejos tiem...- Noodle lo interrumpio en seco.
-Murdoc, esto no me parece bien.

El se quedo callado....estaba confundido.
-¿Que quieres decir?
-Eso, ¿durante cuanto tiempo tuviste a 2D aqui? ¿no has visto lo malherido que esta?

El solo desviò la mirada. Ahora todos estaban en su contra, como siempre.

-¿Que tanto le hiciste? mencionaste que el habia tratado de...-
-...suicidarse...- completò el por lo bajo.
-¡Es que no logro entenderlo! ¿porque hiciste todo eso? -le grito enfurecida.
-¡No fue mi culpa, yo solo estaba...-
-¡¿...pensando en la banda?! - concluyo ella.

Para Murdoc, todo parecìa tener sentido y coherencia en sus pensamientos, pero cuando lo decìa perdìan toda lògica, como si el mismo se engañara.

-No puedo creer que hayas llegado a este lìmite....2D estarìa muerto por lo que tu hiciste...-
-Miserable....si...lo hice miserable...¡y eso que! -le grito.
-¿Es en serio? ¿de verdad? -le dijo ella, tratando de llegar al punto inevitable al que llegarìa ese enfrentamiento. -Esque.... ahora eres tan bueno conmigo...despues de crear una copia de mì...y eres malo con 2D...yo...¡Yo no logro entenderlo! ¡explicame! -le decìa a el.
-¡Yo tampoco lo entiendo! ¿no sabes que existe la correspondencia? ¡pudiste avisar que estaban VIVA! -le grito
-¿Ahora resulta que es mi culpa? ¿el caer en la isla flotante por tu estupido plan es mi culpa ahora? ¡No me jodas! -
-¡Pudiste haber ahorrado todo este estupido show de aparecer de repente! ¡No tendria esta conevrsacion de habernos dicho que estabas viva!
-¿Como iba a hacerlo? ¡¡Tenia solo 15 años, por Dios!!
-¿¡Y cuantas veces tengo que decir que lo siento!?-
-¡¡Y tu crees que con un "Lo siento" vas a arreglar todo el daño que ocasionaste!! ¡no todos aquì somos robots, Murdoc!-
-¡Pues deberian serlo, asì no me darìan tantos jodidos problemas! ¡¡si de algo no me arrepiento es de tratar como merece al imbecil y de crear una copia barata tuya!!- gritò con todas sus fuerzas a la cara de Noodle.

Ella estaba en shock, el nunca jamàs le habìa gritado asì, pero mucho menos se imaginò que dijera tal cosa, y esas palabras no estaban vacìas, el descargaba todo lo que pensaba y sentìa con ira y frustraciòn en todo lo que le dijo a la chica.

-Largate...- ordenò la muchacha con la voz temblorosa, tanto que se rompiò al final dejando escuchar su voz madura y severa.
-Noods...no quise decir eso....yo....- replicaba Murdoc, arrepentido completamente de sus palabras.
-¡¡Que te largues!! -le grito ella, ya empapada en lagrimas.

Murdoc sintiò un nudo en la garganta, esa escena le habìa llegado a un punto dèbil, mirar a su antigua guitarrista con lagrimas escurriendo en esa cicatriz por la cual el era culpable...simplemente lo estaba rompiendo.
El no dijo nada mas, se retirò del lugar, lo habìa hechado todo a perder....se dirigiò hacia el estudio dispuesto a pasar la tarde ahì y no salir hasta que se le pasara....
"Roto" pensò el....todo estaba siendo arruinado y tragado por la miseria de sus dìas...que lo arrastraban junto con el tiempo a un destino inevitable....romperse.

Llego al estudio dando un portazo encerrandose a sì mismo con llave, y se sentò frente a la tabla de mezclas.
Idiota se repetìa en su cabeza constantemente Idiota

Tomò su bajo elèctrico y comenzo a tocar como si no hubiera un mañana, y tambien a tomar.
Auellas simples notas que habìa compuesto con su banda en los buenos tiempos...

Mientras pensaba, un un dolor se presento en su dedo indice y un tono desafinado surgio del amplificador: se habìa reventado una cuerda del bajo golpeando su mano.

-¡Menuda mierda! -grito con ira mientras azotaba el instrumento contra el suelo repetidas veces hasta que el mastil se desprendio del cuerpo. -¡Que putada tan miertera! -gritaba.
Tomo una botella de tequila y dio varios tragos hasta quedarse tirado en un mueble rojo tinto del lugar.
Se sentìa enojado, sintio desprecio a si mismo, desprecio a todo lo que hizo pasar a Noodle, porque solo estaba pensando en el....
Que estupido  pensò, si tan solo las cosas fueran como lo eran antes...¿como habìa llegado a parar a ese lugar? se sintio mal incluso por someter tanto sufrimiento en 2D.

Se froto la cara con ambas manos. Suspirò....todo era un desastre...un desastre por completo...todo estaba haciendose trizas....se estaba rompiendo....
Subir ^
partyblast
I ♥ Cyborg
avatar

Reg.: 24 Jul 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 8312
Género: Masculino
Ubicación: En el USG Ishimura
México


#22 Publicado: Lun Sep 16, 2013 12:43 am  Responder citando

Pues muy buen capitulo y al menos ya vique las cosas no resultan otra vez muy buenas que digamos asi que espero que se arregle sigue asi
Subir ^
SofiaVera
Quien es 2D?
avatar

Reg.: 08 Jul 2013
starstarstarstar

Mensajes: 20


#23 Publicado: Mar Sep 17, 2013 2:25 pm  Responder citando

¡Wooow! me encanta como escribes los diàlogos, me llevas por completo a la escena!! no lo dejes, porfa!!
Subir ^
CyborgPoky
nuev@


Reg.: 26 Ago 2013
starstarstarstar

Mensajes: 19


#24 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Mar Sep 17, 2013 2:56 pm - Título del mensaje: These are the best days of our lives... Responder citando

These are the best days of our lives...

Bien! aquì esta el octavo capitulo!! cuando lo escribi no pude sentirme emocionada, tardè un poco porque se me acabaron las ideas sobre a donde iba a parar esto, pero comence a leer algunos libros y a escuchar a Oasis! me inspire y me llegaron muchas ideas nuevas.




CAP. 8: Where were you while we were getting high? (¿Donde estabas mientras estabamos elevandonos?)




Russel y 2D se quedaron las últimas 5 horas hablando sobre lo que cada quien había hecho después de separarse, ambos habìan seguido sus caminos por separado hasta que Murdoc se esfumò en el aire asi como asì.

2D diò un bostezo, se habìa hecho tarde.

-Ve a dormir, viejo, ha sido un dìa agotador.
-Si pero, ¿te quedaràs otra vez aquì? -le pregunto el peliazul.
-Pues...no creo que haya otra opcion, no estoy aqui porque quiero -dijo el baterista con una sonrisa.
-Bueno, espero que te repongas, buenas noches. -se despidio el tecladista y se dirigiò a la puerta. Supuso que tendrìa que dormir de nuevo en su antigua habitaciòn, pero cuando llego, estaba cerrada .No habìa visto a Murdoc ni a Noodle en todo el dia, asì que se dirigiò al estudio. Al llegar, mirò a Cyborg haciendo guardia en la puerta con una escopeta en ambas manos.

-¿Cyborg? ....eh.....-tartamudeo el chico -¿està Murdoc aquì?
-Si, no quiere visitas. -dijo cortante la robot.
-Necesito preguntarle algo...-
-Pues espera hasta mañana.

En eso, Murdoc salio del lugar.
-Dejalo pasar, Cyborg.- y se metio de nuevo.

Ella obedeciò dejando paso al chico para que entrara.

-¿Que quieres? -dijo Murdoc sentadose agarrando su cabeza, parecìa haber tenido una resaca o algo asì.
-Hum....es que mi habitaciòn està cerrada y....querìa preguntarte si podìa dormir esta vez en el cuarto de arriba....-
-Si, la habitaciòn es toda tuya. -le dijo concluyente. 2D no lo podìa creer,no era la mejor habitacion del lugar,pero era mejor que su antigua habitacion. Evitò esbozar una sonrisa de la emocion al notar que algo le pasaba al bajista y no se limitò a quedarse callado. -¿Ocurre algo?

Murdoc se quedo en blanco, su mirada estaba perdida en el vacìo, que 2D le preguntara algo asi era porque se estaba preocupando por el, despuès de todo lo que le hizo pasar...

-No, ya te puedes ir....-
-Pero....bueno...-2D diò un suspiro y regresò por donde llegò, antes de salir, volteò hacia Murdoc -¿Donde esta Noods? -le pregunto firmemente.

El bajista se quedò callado...simplemente se encogiò de hombros, señal que 2D captò como para que se fuera.
El, dispuesto a encontrarla, recorriò todo el lugar tocando puertas, acertò en dar 3 golpecitos a una puerta al final de un pasillo en la planta mas alta sin mucho entusiasmo...pero una voz desde dentro respondiò esta vez

-¿Sì?
-¿Noods? ¿eres tu?

Nadie respondiò, pero no esperò mucho al ser recibido por la guitarrista.

-Pasa -le dijo ella.

El entrò a la habitaciòn, le llamo la atencion todo lo que habìa en esta, en solo 3 dìas ella tenia tal vez la mejor habitacion en la isla. Se le notaba un poco decaìda, 2D frunciò el ceño al ver como la chica se tiraba en la cama, en la cual parecìa haber pasado todo el dìa.

-¿Noodle, que pasa? -le pregunto el dirigiendose a la cama sentandose en la orilla.
-No pasa nada....- dijo ella con la cara escondida entre las sabanas.

2D hizo una mueca y se rasco la cabeza, obviamente habia ocurrido algo, pero no querìa forzarla a contestar sus preguntas.

-¿Que paso cuando Murdoc te trajo aquì? -le dijo el arqueando una ceja.
-Nada, el solo....- la chica se detuvo, se incorporo de pronto y miro a 2D. Al verlo sintiò tristeza por el...imaginò todas las cosas que el satanista lo habìa hecho pasar...cosas terribles no solo en su cuerpo, si no en su mente.

-¿2D? -pregunto la chica por lo bajo.

El chico la miro de frente y la escucho atentamente. Ella recargo su cabeza en el hombro del peliazul y bajo la mirada.

-¿2D, porque trataste de suicidarte? -le pregunto la chica con melancolia.

2D abrio los ojos por completo ¿ya lo sabia? ¿ella sabia lo que habia tratado de hacer?

-Y-yo....- el no podìa articular palabras...el simple hecho de explicarle todo lo que sentia y pensaba en aquel instante...lo harìa romperse en mil pedazos, el solo querìa ovlidar.

Ella no sabìa que mas decir, solo esperar la respuesta del tecladista.

-Yo...no se...es que....- el sentia sus ojos humedecerse con cada palabra que intentaba decir, como explicar...-Yo...me sentia muy solo...y....-
-Te entiendo, yo tambien me sentìa sola....- dijo ella pasando su dedo indice por el pecho del peliazul, quien respiraba entrecortadamente.
-¿Noodle? -dijo el retirandola para mirarla de frente. Ella lo miro.
-No quiero que te sientas sola...ahora estas con nosotros...este rostro..-dijo el mientras acariciaba su mejilla -hace que mi mundo ahora valga la pena, ¿entiendes? -decìa el con la voz temblorosa, con ese nudo en la garganta suplicandole salir.
-Te extrañe mucho -dijo ella.
-Yo tambien te extrañe, pero lo que importa es que ahora estamos juntos, todos. -dijo abrazandola.

Ambos se entendìan el uno a otro, y era tal vez su mayo consuelo.

-Hey -dijo el peliazul sonriendo -¿porquè no tocamos algo, como los viejos tiempos,uh? -trataba de animarla.
-Pero ¿y tu hombro? - pregunto ella preocupada.
-Meh, ya no duele tanto -dijo el haciendo movimientos en circulo con su hombro derecho.
-Esta bien .-dijo ella pasando su dedo indice por el pliegue de sus ojos rasgados enjugando algunas lagrimas.
-Muy bien, traerè mis cosas.- dijo el saliendo de la habitaciòn en busca de su teclado.

Ella dio un suspiro, se quedo sentada y despues salio a buscar 'una guitarra'.
¿Donde podrìa conseguir una? busco por todas partes. Justo cuando se incorporo despues de buscar debajo de un sillon le surgio una idea. "El estudio!" penso ella corriendo hacia el lugar.

Cuando llego, encontro a la robot en la puerta. Cyborg la miro y despues desvio la mirada al frente. Cuando Noodle trato de pasar por la puerta, la robot se lo impidio.

-El amo Murdoc no quiere visitas. -dijo.
Dentro del lugar, Murdoc escucho a Cyborg decir eso, y entrecerrò los ojos "¿sera el Face-ache? ¿que quiere esta vez?" se pregunto.

Noodle hizo una mueca
-Pfft, muevete, yo no vengo por tu amo Murdoc. - dijo Noodle intentando hacerse paso por la puerta.
-Dije que el amo Murdoc no recibe visitas.-
Dicho esto, Noodle retrocediò, no estaba de humor como para pelear con una pieza de metal identica a ella, asi que estaba dispuesta a irse.

En eso, el satanista salio por la puerta.
-Dèjala pasar. -le ordenò a Cyborg. Ella lo mirò con desconfianza, pero se hizo a un lado de igual manera, dando paso a la japonesa.

Ella entrò sin decir nada y comenzò a husmear entre el desorden, muy parecido al que tenìan en los Kong Studios.

-¿Buscas algo en especial? -le pregunto el bajista mirandola con curiosidad.
-Solo buscaba una guitarra, es todo. -dijo ella tajante.
-Tengo unas por aquì...no estan afinadas pero....-
-¡Ah! aquì hay una.....- dijo ella desenpolvando una Telecaster Vintage y un mini-amplificador haciendo caso omiso de lo que el satanista decìa. Se dirigiò a la puerta con las cosas  en manos.
-¿Se puede saber para què la quieres? -pregunto el mirandola salir.
-No, no se puede .-dijo arqueando una ceja dando un portazo detràs de ella.

Salio corriendo con una sonrisa evitando a Cyborg y se dirigio a su habitaciòn, donde 2D ya la estaba esperando conectando varios cables.

-¡Listo! -dijo ella conectando el amplificador y la guitarra a este.  Era emocionante tocar con uno de los miembros del grupo despues de tanto tiempo.
-Bien, ¿con cual empezamos? -pregunto el, revisando varios pentagramas.
-Empecemos con Every Planet We Reached Is Dead! siempre me ha gustado.
-¡Bien! me gusta esa para empezar...- 2D conto hasta 4 como estaba acostumbrado
con un ritmo peculiar y comenzaron a tocar. Una perfecta tonada que estaba oxidada con el paso del tiempo les reviviò aquellos dìas, en los cuales ella era una niña de 10 años y el era un joven soñador de 22.
Ambos se miraban sonriendo de la grata emocion que les otorgaba tocar uno con el otro, simplemente esa pasion, ese amor a la musica, hacia ellos mismos, los hacia sentirse vivos por un instante.

Ambos terminaron alargando la ultima nota de la cancion, despues se miraron con entusiasmo, con sed de mas.
-¿Cual otra? -decia hiperactivo el peliazul.
-¡5/4! - grito ella con entusiasmo al ser la primera que se le ocurrio.
-¡Bien! ¡1.....2.....3.....4! -

Comenzaron a tocar de nuevo, a cantar y a hacer aquel dùo clàsico que sabìan hacer solo ellos, reìan entre coros y no paraban de tocar.
-¿Cual otra? ¡Toquemos otra! -decia ella con algo de sudor.
-¡Feel Good Inc! -grito el emocionado.
-¡Si!
-¡1....2.....3.....4!

Y asì continuaron tras tocar muchos mas de sus exitos, al terminar, se tiraron en la cama agitados por la energìa que habìan expuesto.

-No has perdido el toque -decia ella jadeando.
-Tu tampoco -dijo el sonriendo.
-Me parece que ya es tarde....¿no estas cansado?
-La verdad es que sì, pero venga, una mas. -dijo el incorporandose.
-Bien, ¿cual otra? -pregunto ella estirandose.
-Esta vez quiero que escuches....por favor. -le pidiò el mientras acomodaba algunas hojas frente al tripe de su teclado.
Ella lo miro confundida.

Pronto, el se dispuso a tocar, la tonada era alegre, relajada, incluso algo nostalgica.

Up on melancholy hill
There's a plastic tree
Are you here with me?
Just looking out on the day
Of another dream

Well you can't get what you want
But you can get me
So let's set up and see
'Cause you are my medicine
When you're close to me ...
When you're close to me


El la miraba tiernamente, mientras continuaba tocando, Noodle esbozo una sonrisa, una sensacion que nuca habia tenido antes se desparramo por todo su ser, su nariz cosquilleo, sintio un impulso en el pecho y no pudo evitar poner una cara que expresaba todo en ella al escuchar la letra y la cancion. Todo lo que decìa era para ella. Sus ojos se humedecieron, pero esta vez por felicidad, ella no lo esperaba.

Murdoc decidìo ir en busca de Noodle, no sabìa para que ni que iba a hacer, simplemente lo haria. Cuando se dirigiò a la puerta blanca escucho a 2D cantar esa cancion magica que llego hasta sus oidos.
Se preguntò que se suponìa que debìa hacer. ¿Interrumpir? no, Noodle tal vez la estaba pasando bien y no arruinarìa el momento. ¿Dejarlos solos? pero si su intuiciòn no le permitìa hacer eso. Entonces se recargo en la puerta, se deslizo en esta hasta que se dejo caer y esperar.

-¡2D! -decìa la chica conmovida -¡ha sido genial!- ella se avalanzò sobre el colgandose de su cuello, abrazandolo fuertemente.
-Me da gusto que te haya gustado. -dijo el mirandola.
-Es lo mas lindo que alguien haya hecho por mi....a excepciòn de Russel, claro...el me trajo con vida hasta aquì.
-Simplemente, estoy feliz de que estes aquì. -dijo el apretujandola.
-Muchas gracias, 2D. Es una canciòn muy bonita.

A 2D le agradaba esa sensaciòn que le quedaba despuès de abrazar a Noodle, era como bañarse en su cariño.

Murdoc escuchaba todo desde fuera, pensativo, por como volver a la confianza de la japonesa, le tenìa celos a 2D, el nunca habìa hecho nada malo y ahora era recompensado por eso. Pero ¿que harìa el para recobrar el cariño que la chica le tenìa antes? una idea se le cruzò en mente:desconectar a Cyborg permanentemente. Agitò la cabeza severamente ante aquel pensamiento, era tal vez la soluciòn mas obvia y efectiva, Cyborg era la respuesta, pero èl no querrìa terminar con lo que empezò alguna vez, incluso le habìa tomado cariño a la robot, pareciera que ella tambien sintiese algo cuando Murdoc la recompensa o la regaña, cuando revuelve sus cabellos artificiales o cuando la reprende por haber hecho algo mal, porque sonrìe o se entristece, algo bastante raro, pero seguìa siendo real, al menos para èl. ¿Lo permitirìa? ¿cambiarìa a Cyborg por Noodle como cuando cambio a Noodle por Cyborg? si, era lo mas obvio, pero, aunque le doliera, tendria que dejar ir a su invencion, tal vez para siempre.
Subir ^
partyblast
I ♥ Cyborg
avatar

Reg.: 24 Jul 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 8312
Género: Masculino
Ubicación: En el USG Ishimura
México


#25 Publicado: Mar Sep 17, 2013 6:21 pm  Responder citando

Muy bien espero que murdoc tome una buena decicion  Very Happy
Subir ^
CyborgPoky
nuev@


Reg.: 26 Ago 2013
starstarstarstar

Mensajes: 19


#26 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Vie Sep 20, 2013 2:17 pm - Título del mensaje: These are the best days of our lives... Responder citando

These are the best days of our lives...



Bueno, aqui la secuencia de mi fic!! Creo que no va ni a la mitad, asì que sera muy extenso!! Dsifruten (: (NOTA: el capitulo es muy pequeño porque no tuve mucho tiempo para escribir :9)




CAP. 9:Mi corazòn atòmico, en cuenta regresiva esta


Cyborg no podìa entender que le sucedia a su amo, estaba decaìdo, sin fuerzas, cansado, lo que le llevo a creer, estupidamente, que se estaba muriendo. Intentò de todo para que se animara y recobrara el comportamiento normal, violento, morboso, ebrio, pero normal.

Nada ayudò, sin embargo, Murdoc parecìa en veces aliviado al verla, su prescencia lo hacìa sentir comodo, no solamente porque era la unica persona que seguia sus ordenes, habìa algo mas en la presencia de la robot que Murdoc disfrutaba y que Cyborg no sabìa absolutamente nada acerca de lo que se trataba.

Pero Murdoc, ni el sabìa que era exactamente lo que iba a hacer, ¿dejarìa con vida a Cyborg y esperarìa a que Noodle lo superara? ¿o la destruirìa completamente? el no sabìa ni un bledo, simplemente se limitò a dejar pasar el tiempo y que su mente andrajosa decidiera que hacer. Aunque este no fue el mejor de sus planes, todo seguìa igual, comenzaba a desesperarse porque Noodle e incluso Russel se molestaban al verlo, 2D se sentìa incomodo con el y Cyborg era enfadosa todo el tiempo, estaba decidido a hacer algo, cualquier cosa que cambiara el rumbo de la situaciòn. Y asì lo hizo, se armo de valor para ir con la chica a explicarle todo....

Noodle, 2D y Russel se divertìan a la orilla de la playa, comiendo, jugando, bromeando, recordando mas que nada los buenos tiempos. Tal cual hermanos veteranos que se juntan despues de jornadas laborales extremosas para recordar las estupideces unos de otros, los buenos y malos momentos.

-¡2D! -dijo con diversion el baterista -¿recuerdas cuando te atoraste el pie en la tasa del baño? -
-¡Tuvimos que posponer el ensayo con Damon ese dìa! -insinuaba la chica riendo a carcajadas.
-Si...si...-dijo el tecladista respirando despues de soltar risotadas con los demas, algo relajado y con una sonrisa. -Tambièn recuerdo cuando Murdoc se quedò encerrado en el Winebaggo
-¡Nadie sabìa donde estaba y lo sacamos 2 dìas despuès!- dijo Noodle.
-¡Menos mal que tenìa algo para comer!  -comentò el gigante Russel abriendo los ojos completamente sin dejar de reìr- yo hubiera muerto de hambre -
-Ah.....la Winebaggo.....- recordò Noodle- ¿que habrà sido de ella? -
-Hmm....- trataban de recordar ambos musicos mirandose.
-Creo que se quedò en los Kong despues de que Murdoc los vendiò -pensò el tecladista con curiosidad.
-Nunca entrè en ese lugar....- dijo Russel mientras frotaba su chata barbilla.
-Creo que no estarìas aquì para contarlo si lo hubieras hecho- le bromeò la japonesa sonriendo, lo que provocaba ver sus ojillos mas rasgados.
-Sì llegamos a entrar todos ¿no lo recuerdan? -pregunto 2D mirandolos. Al ver la reacciòn de sus compañeros, 2D les refrescò la memoria. -Fue hace mucho tiempo, apenas habìamos sacado el primer disco y una compañìa nos querìa entrevistar para su revista, y fuè ahì donde nos entrevistaron.
-¡Oh, ya lo recuerdo! -exclamò el baterista.
-Yo no lo recuerdo -dijo Noodle mirandolos.
-Todavìa eras una crìa, Noods, recuerdo que llevabas un traje con gorrita y lanzabas patadas en el aire mientras nos preguntaban cosas los entrevistadores, tu no hablabas el ingles muy bien para entonces...- recordò el baterista sin quitar la vista del frente.

Que recuerdos aquellos, la fase 1, los Gorillaz en sus inicios, pisando los talones de su apogeo del exito. Y ahora todos se encontraban ahì, mirando un comodo atardecer en una playa plastica que nadie nunca se imaginò que existirìa, y el mañana los habìa arrimado ahì, no precisamente el video, si no el simple hecho de el dìa de mañana.


Murdoc caminò lentamente por los largos y vacìos pasillos hasta la compuerta de metal con una chapa giratoria que hacia ruidos y rechinaba cuando le dabas vuelta para ingresar a la habitacìon de recarga de la chica robot.
Y ahì estaba ella, sin mucho que decir, sin nada, de hecho, porque estaba recargandose. El satanista revisò los paneles, la baterìa estaba casi lista, asì que la encendiò solo para hablar con ella.

-Cyborg....- esperò el bajista mirandola.
-Reiniciando.....3.....2......1.....beep- la chica despertò conectada a los cables mutlicolor que pendìa sobre varias partes de su cuerpo metalico y se alzaban a la penumbra del techo, donde una maquina los recibìa o los soltaba como si fuesen sus crìas.
-Cyborg....-esperaba el bajista descontento.
-Comando de voz: activado- "Cyborg"..... :amo Murdoc- Ella abrio los ojos y levantò la cabeza para encontrarse con la mirada del satanista.
-Cyborg....tengo que decirte algo...ni siquiera sè para què...porque  no entiendes nada sobre esto...pero....supongo que lo mereces...- Murdoc dio un suspiro, no sabìa como empezar a recitarle aquel discurso que habìa preparado en su mente tan solo para explicarle que ya no seguirìa existiendo.
-Usted no lo sabe, amo....- agregò la robot.
-¿Que cosa? -pregunto el bajista frunciendo el ceño.
-Es verdad que no se de sentimientos y emociones humanas, pero eso no quiere decir que no las pueda sentir.-
-Eso es ridìculo, no tienes organos, ni corazòn, ni cerebro....por favor.- decìa Murdoc haciendo una mueca de "No jodas, eso es estupido".
-Pero usted mismo instalò un chip que funciona de acuerdo a las situaciones y demandas provenientes del servidor autorizado complementado por varias caracte....- Murdoc la interrumpiò
-No, no, no...no me hables en idiomas cientìficos, resumelo de una vez, di lo que quieres decir, por satan.
Ella espero, mirò a su amo con desconfianza, con algo de indiferencia.


-Estoy en estado de limeranza. -finalizò la robot.
-¿Que cosa? -preguntò el bajista algo asqueado.
-Estoy enamorada.
Murdoc se quedo callado, despues frunciò los labios para evitar soltarlo, pero no pudo contenerse y solto una risotada tremenda y estruendosa.
-¿Enamorada, tu? ¡Buena esa, Cyborg! -se burlaba el satanista de la confesiòn.
-Pero señor, es cierto.- replicaba la chica.
-¿Y de quièn, precisamente?
-Del prisionero, del chico de pigmentos azules en el cabello, del maravilloso ser que toca el teclado como nadie mas. -decìa la robot, sintiendose liberada.

Murdoc entonces quedò en blanco, pensar que estaba enamorada de èl era algo, pero ¿de 2D? era simplemente imposible.

-E-entonces tu.....¿porque lo golpeabas si yo te lo ordenaba? -trataba de comprender el satanista.
-Porque usted me lo pedìa, sin embargo, señor y con todo su debido respeto, nunca me ha gustado lastimarlo fìsica o mentalmente.

Murdoc no podìa creerlo, no sabìa cuando habìa cuando habìa comenzado el enamoramiento de la pequeña Noodle falsa.

-Quiero que me digas como se siente. -le pidiò Murdoc como una figura paterna.
-Es algo indescriptible, amo. -
-Solo quiero que me digas al menos como te sientes.
-Me siento como si fuera nueva, me gusta verlo, y sonreirle, me gusta verle sonreir.
-Solo te atrae fisicamente.
-Permitame corregirlo señor. Yo de verdad lo quiero. -dijo Cyborg. Aln finalizar las palabras su expresiòn habìa cambiado, miraba al satanista frente a ella con brillo en los ojos, recitaba aquellas palabras con ternura.

El bajista no dijo nada mas al respecto, el, que iba a despedirse de ella para recuperar la conianza de Noodle, regresaba intranquilo e inquieto, muchos pensamientos rodaban en su cabeza, habìa perdido el control. ¿Iba a desconectarla y negarle el amor que le tenìa al tecladista? "Definitivamente tal vez" se dijo a sì mismo.
El se dirigiò a la playa con Cyborg detràs de èl, nadie dijo nada en absoluto, ambos iban pensativos.


Un hermoso atardecer, con aguas calmas, una brisa tibia que movìa pacìficamente las jas de las pameras, un sol que iluminaba todo el lugar con sus rayos cobres que se incrustaban en todo lo que iluminaban, creando asi sombras perfectas y gaviotas revoloteando por ahì. Los 2 integrantes de la banda se econtraban tocando a la orilla para compañar al gigantesco baterista que reìa junto con ellos. Se escuchan risas, cantos, bromas. Todo un ambiente que solo ellos podìan crear. Una tonada relajada y alegre, incluso algo melancolica por el buen sentido salìa de las cuerdas de la guitarra que tocaba 2D, mientras Noodle lo acompañaba con algunos coros.



Waiting in my room and I lock the door
I watch the coloured animals across the floor
And im looking from a distance
And im listening to the whispers
And oh it aint the same, when your falling out of feeling and your
Falling in and caught again
Caught again

Im caught again in the mystery
Your by my side, but are you still with me?
The answers somewhere deep in it, im sorry but your feeling it
But i just have to tell that i loved you so much these days
Have to tell you that i loved you so much these days, its true

(To Binge -Gorillaz)


Murdoc y Cyborg los miraban desde la entrada. La robot, al ver como 2D le cantaba tan maravillosas letras a la chica japonesa, bajo la mirada. Murdoc la viò por el rabillo del ojo, sin duda ella lo amaba. Pero Murdoc le habia ordenado que no hiciera ninguna estupidez, y por "estupidez" ella entendìa no acercarsele para nada a la recièn llegada. Como le gustarìa estar en el lugar de la chica de rostro quemado y ojos rasgados.

Mientras tanto, Murdoc miraba a Noodle, tan risueña, ella siempre, divirtiedose a toda costa como el la conocia, a la adolescente que habìa desaparecido y habìa regresado completamente diferente, pero solo con el. Y si, como le gustarìa estar con ellos, sentado en la arena pasandola bien. Volviò a mirar a Cyborg, ahì le tenìa a un lado suyo sufriendo de desamores ¿Y porque? si el facilmente podìa ahorrarse a el y a ella tanto dolor, el la destruirìa, Cyborg ya ni siquiera seguirìa pensando en 2D, y Murdoc recobrarìa la amistad que tanto anhelaba de todos los demàs. Solo si pensaba en sì mismo, no estarìa pensando en la pequeña robot enamorada, si habìa llegado ahì pensando solo en si mismo, saldrìa de ese lìo pensando en si mismo....¿o no?

Cuando cayò el sol y desapareciò entre la superficie brillante del agua, los demàs ya estaban dentro del edificio blanco, a excepciòn de Russel y Noodle, quienes miraban las estrellas y escuchaban la marea tranquila al rededor de una pequeña fogata improvisada con tanto material artificial en la isla.

La chica soltò un suspiro, el cual el baterista escucho.
-¿Pasa algo? -

Ella no le respondio, estaba en sus pensamientos profundos mirando el cielo.

-¿Noods? -repitiò el gigante moreno.
-¿Ah? ¿que? Lo siento Russ, estaba pensando.
-Puedo notarlo -dijo el sonriendo de lado arqueando una ceja. -¿que tanto piensas, si se puede saber?
-En nada....simplemente....-
-Oh pues....nadie te entiende -
-Esque... -encogida de hombros, la chica no lograba reconocer sus propios pensamientos, miro al baterista dispuesta a explicarse -no lo sè, no podìa dejar de pensar en el momento en el que llegaramos, y ahora no puedo dejar de pensar en todo lo que ocurriò antes...tu sabes...-
-Si, te entiendo, tampoco fue facil para mì.
-No fue facil para nadie, Russ, solo para Murdoc, el lo hizo todo a la facil y aquì nos tiene a todos.
-No deberìas tratarlo asi, tu siempre has sido mas madura que el. Trato de ponerme en tu lugar, chica, pero creo que yo ya no estarìa molesto con el.
-Lo dices porque tu no sabes lo que se siente. -dijo ella meintras juntaba su par de rodillas y las abrazaba rodeandola con sus brazos.
-Oh, vamos Noods....tal vez no lo sienta, pero te entiendo, ¿que no es eso lo que importa? -le insistìa.
-Tu siempre, mas que nadie en el mundo. Es solo que....esa indiferencia que tiene Murdoc a mis sentimientos es lo que me molesta .-dijo furiosa.
-Pues, conociendo el lado bueno de ese tipo, harà algo para compensarte...¿no lo crees?
-Ya no se en que creer, Russ -


2D leìa un libro encerrado en su nueva habitaciòn, con las ventanas abiertas de par en par para que no hiciera un calor sofocante dentro de esta. Escucho 2 fuertes golpes provenir desde fuera de la habitaciòn, el se encamino apresuradamente creyendo que era Murdoc, y era mejor no hacerlo esperar.
Abriò la puerta y se encontrò con la mascara de gato de Noodle sobre su cara sostenida con su mano izquierda, la cual tenìa puesta un guante marron, aunque la mascara parecìa tener algo distitno.

-Oh, Noods, te has puesto tu mascara de nuevo, creì que ya no la usarìas.
-No soy Noodle, soy Cyborg. -dijo ella bajando la mascara dejando ver su sonrisa.
-Uh....Cyborg....¿q-que ocurre? -pregunto el chico algo nervioso.
-Vine a traerte la cena .-dijo ella pasando sin permiso.
-Oh, ya veo....¿Murdoc te mandò?
-No, es solo que querìa traerla y ya.
-Gracias, pero no tienes porque hacerlo, es decir, ya puedo bajar a comer cuando yo quiera -decìa el pelizaul rascandose el cabello de la nuca.

La robot no dijo nada, dejo la bandeja sobre una mesa. 2D se sentò en el borde de la cama, era una oportunidad algo peculiar.

-¿Cyborg?
-Sì....-
-Perdona por haberte gritado aquella vez que me llevaste la comida....tu sabes...es que yo...-
-Disculpas aceptadas. -interrumpiò Cyborg a 2D.
-Bueno, muchas gracias.

Cyborg se dirigiò a la puerta sin decir mas. 2D la acompañò hasta que saliera.
-Descansa -le dijo la robot dispuesta a marcharse por donde llego.
-Tu tambien. Ah, y que Noodle no te vea con esa mascara, podrìa molestarse. -le advirtiò.

Ella asintiò con la cabeza despidiendose. No lo tomo nada mal, creìa que se preocupaba por ella.
El regresò a su lectura cuando escucho tres golpecitos provenientes desde fuera de la habitaciòn, creyendo que era Cyborg de nuevo, se dirigiò con algo de pereza hacia la puerta para abrir.

Abrio la puerta y se topò con el gorrito azul con una estrella al frente que Cyborg utiliza en las batallas encima de sus cabellos....¿violetas?
-¿Cyborg? ¿necesitas otra cosa? -pregunto algo cansado.
-No soy Cyborg, torpe. -la chica japonesa se descubriò la cabeza dejando ver su sonrisa.
-Hehehe....-riò nervioso 2D. Estupidos Dèja vu.
-¿Puedo pasar? -pregunto ella.
-Oh, claro, adelante. ¿No vienes a traerme la cena? -bromeò el tecladista mientras cerraba la puerta. Noodle lo mirò con una cara de "no seas ridìculo" y 2D dejò de lado la broma que solo el entendìa.
-¿Que pasa?
-Querìa hacerte una pregunta....-
-Claro...- dijo y destapò 2 latas de refresco ofreciendole una a la guitarrista. El se sento a su lado.
-Tu....¿que harìas en mi lugar? -pregunto la chica rodeando la superficie de latòn del refresco con su dedo indice. El peliazul se detuvo en medio de un sorbo, no comprendìa la pregunta. -Es decir....si hubiesen creado un robot de ti y te hubiesen reemplazado con el....¿que harìas? -

2D bajò la lata de su refresco pensativo.

-Me supongo yo que tardarìa un poco en acostumbrarme a la idea -dijo -pero no puedes vivir en el resentimiento toda la vida .-le aclarò con una sonrisa al terminar.
-Supongo que asì es....- Noodle soltò un suspiro y se levantò de la cama. -Gracias, creo que me siento un poco mejor.
-Gracias a tì...que descanses. -despidiò el tecladista a la japonesa y se dispuso a dormir.
Ella se dirigiò a su habitaciòn y se encerrò, simplemente para pensar, pensar como lo harìan sus compañeros de banda al ver una replica suya....solo para eso.
Subir ^
partyblast
I ♥ Cyborg
avatar

Reg.: 24 Jul 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 8312
Género: Masculino
Ubicación: En el USG Ishimura
México


#27 Publicado: Vie Sep 20, 2013 5:08 pm  Responder citando

Me gusto mucho sin palabras sigue sigue Very Happy  alabanza
Subir ^
SofiaVera
Quien es 2D?
avatar

Reg.: 08 Jul 2013
starstarstarstar

Mensajes: 20


#28 Publicado: Dom Sep 22, 2013 2:21 pm  Responder citando

Muy bien, sigue asì, me fascina el fic, tienes ideas muy buenas (:
Subir ^
CyborgPoky
nuev@


Reg.: 26 Ago 2013
starstarstarstar

Mensajes: 19


#29 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Lun Sep 23, 2013 7:54 pm - Título del mensaje: These are the best days of our lives... Responder citando

These are the best days of our lives...

Hola! `pues que les digo, aquì el capitulo 10!! no se de donde saquè tanta inspiraciòn, al menos para mì. Y si alguien se toma la molestia de leer mis aburridos mensajitos acà arriba, gracias PartyBlast por tus comentarios Razz sin duda sigo este fic porque tiene al menos 2 personas siguiendolo! (;

CAP. 10: Nobody knows the way it's gonna be




Ese dìa, sin nada ni mucho que hacer, el joven Por la pasò mitad de la mañana y casi toda la tarde transportando sus pertenencias desde la oscura y recòndita habitaciòn a su nuevo lugar de estancia, la cual inclusive tenìa un balcòn. Encontrò muchas cosas que creìa perdidas cuando Murdoc lo capturò y lo llevò sin aviso alguno a la playa plàstica, zapatos, ropa, accesorios para sus instrumentos y tambièn su vieja melòdica verde.

Todo lo acomodò en perfecto orden, con el tiempo este "perfecto orden" no serìa mas que solo un pequeño recuerdo.

-Creo que ya no queda nada.- se dijo a sì mismo dando palmadas con ambas manos para desenpolvarse. Unos cuantos papeles seguìan regados por ahì, y se dispuso a dejar la habitaciòn limpia, asi que los recogiò todos uno por uno. Algunos eran composiciones sin terminar, otras eran hojas de diario que escribìa, pero que nunca terminaba por falta de motivaciòn. Tambièn encontrò vitàcoras sobre còmo salir y escapar del lugar, claro, todos sus intentos fallidos.

Una de aquellas hojas malgastadas era "Amarillo". Asì mismo, el peliazul reconociò la composiciòn por la letra y algunas manchitas que habìa dejado el agua de aquèl dia, incluso algunas manchas de sangre secas adronaban la hoja. 2D sonriò al mirar su composiciòn maestra. Ya no tenìa nada que hacer con ella y no tenìa nada que temer, Noodle y Russel estaba con èl ahora, asì que prefirio hacerla una bolita y tirar el papel en un cesto. Antes de hacerlo se detuvo. Tenìa cierto aprecio a aquel objeto en el cual habìa escrito todos y cada uno de sus sentimientos aquella tarde. Mirò hacia ambos lados y cuidadosamente la doblò y la metiò en uno de sus bolsillos. Cuando regresaba encontrò a Noodle rebuscando entre sus cosas.

-¿Noodle? ¿que se te ofrece? -pregunto 2D cargando unas cuantas cajas de cartòn llenas y hasta el tope.
Ella se sorprendiò un tanto y se volteò en seguida, sejando ver una sonrisa nerviosa.
-Nada.- se limitò a decir.

-Ya veo....-dijo 2D entrando a la habitaciòn. Dejo ambas cajas en el suelo y mirò a su compañera de banda frente a èl, rebuscaba algunas cosas.
-Dime que es lo que buscas....- insistiò el peliazul.
Noodle solto un suspiro de molestia y bajo la cabeza.
-No encuentro mi màscara. -le dijo al fin.
-Oh....con que es eso...- el tecladista se quedò pensando un poco hasta que recordò cierta visita del dìa anterior de la robot. -Oh, Noods....eh....- en cuanto lo pensò mejor, no querìa decirle que habìa visto a Cyborg con su mascara, se molestarìa y armarìa un completo desorden con Murdoc y con la robot.
-¿La has visto? - pregunto la guitarrista arqueando una ceja.
-Pues...- 2D rascò los cabellos cortos de su nuca pensando en algo...-Creo que la vì...pero....¿porquè no me dijiste desde un principio que la estabas buscando?
-Meh....no es nada, es solo que Russel insiste en que no la use...pero me siento comoda cuando la traigo puesta, tu sabes...-dijo ella palpando el alrededor de su ojo derecho, la zona oscura de su rostro.
-Oh, Noods....si tu eres bella tal y como eres.-
-De igual manera....¿la viste o no? -hostigaba la japonesa.
-Noods...si no te enfadas con nadie y prometes no crear un alboroto te lo dirè, ¿si?- le pidiò tiernamente el tecladista.
-Bien, tu dime.-
-Vì que Cyborg la traìa puesta anoche. -le dijo por fin algo nervioso.

Noodle no contestò, se quedò parada mirando al tecladista con una expresiòn rara....entonces ella, sin decir palabra, se dirigiò a paso ràpido hasta el estudio, parecìa estar furiosa.

-¡N-noodle! -2D la persiguiò alcanzandola y la detuvo con su mano sobre su hombro,. -¡prometiste no armar ningun...!- ella lo interrumpiò.
-¡2D! ¡Tu no sabes nada al respecto! ¡dejame en paz! -ella se zafò del agarre del peliazul y continuò su camino. El estaba atònito, volverìa a ocurrir algo semejante a su primer encuentro.

Noodle estampò su mano contra la puerta y la abriò de golpe, encontrando al satanista y a la robot haciendo ajustes tranquilamente en la tabla de mezclas.

-¡Dame mi puta mascara! -gritò enfurecida Noodle dirigiendose a la robot.
-¿Que esta pasando aquì? -dijo el bajista levantandose de su silla, dejando ver su obvio disgusto.
-Tu estùpida robot tomò MI màscara. -replicò la guitarrista.
Murdoc mirò a Cyborg, quien estaba en silencio.
-¿Es eso cierto? -le preguntò el satanista con ira.
-¡Claro que es cierto! ¡2D la viò usando mi mascara! -le grito Noodle.
-Deja que ella me responda. -
Pero la robot no contestaba, tenia la mirada baja, como una niñita culpable.
-¡Cyborg! ¡¿tomaste si mascara, si o no?!
-Si, amo.

Murdoc la mirò con obvio desprecio.
-¿Como carajos se te ocurrio hacer algo asì? Quiero que se la des ahora mismo.- ordenò Murdoc con severidad. Completamente apenado, Cyborg solo lo alejaba mas de la meta de victoria.

La chica robotica bajò las escaleras por las ordenes de su amo seguida de la japonesa detras de ella, enfurecida casa vez mas. Llegaron a la sala de recargas (o la habitacion de Cyborg) y ella le entrego el objeto que estaba descansando en una pila de metales algo avergonzada, bajo la mirada de su clon. Esta se lo arrebatò.

-Dame eso, no quiero ni saber porque la robaste.- dijo y se fue acomodando su mascara frente a su rostro, dejando a Cyborg a solas, pensativa.

Claro, como le gustarìa estar en el lugar de su parecida, estar junto con 2D, abrazarlo, acariciarlo, verle sonreìr por causa propia. Que amor, que celos, que envidia, todo excepto felicidad.

Los pensamientos de Cyborg fueron alejados por la voz proveniente de sus circuitos.
"Cyborg, te quiero aquì en seguida" dictaminò el satanista, ella sabìa lo que se venìa, no dudo en quedarse parada mas tiempo y se hechò a andar.

Mientras tanto, en el estudio, 2D trataba de calmar a la pequeña japonesa.
-Ya, ya Noods. No le pasò nada....-
-¡Estoy harta de esa cosa, y estoy harta de tì tambien! -le gritaba a Murdoc, quien trataba de explicarse.
-Te puedo jurar por satan que nunca la vi hacer eso!-
-¡Me importa un carajo! ¡ya no quiero verla màs! ¡te odio! -gritò la japonesa al satanista , y en esa ultima se le quebrò la voz, saliò del lugar a paso firme sin que nadie la siguiera. 2D estaba boquiabierto, nunca habìa escuchado a Noodle hablar asi, menos a Murdoc. Dirigiò la mirada hacia el bajista, quien estaba asombrado, pero no de la buena manera, de veras que Cyborg iba a pagar lo que le habìa hecho pasar a su preferida.

En eso, la robot llego en el silencio incomodo que habìa en el estudio entre el bajista y el tecladista, asì que el peliazul se retirò del lugar sin dudarlo. Cuando se cruzò con Cyborg, ella le sonriò, pero el solo desviò la mirada, aparentemente molesto y saliò del estudio, cerrando la puerta.

-Cyborg -dijo el satanista -¿que no te dejè EN CLARO que no hicieras ninguna estupidez? ¿necesitas que te refuerce un tornillo?-
-No, amo, estoy en perfectas condiciones.
-¡¿Perfectas condiciones?! -grito el satanista enfurecido -¡¿Perfectas condiciones?! ¡jodete con tus perfectas condiciones, estupida! ¡hiciste que ella se enojara conmigo! ¡me ganè su odio por tu culpa! -le escupìa palabras hirientes mientras tiraba todo a su alrededor, bastante enfurecido de por si, rompiendo botellas y muebles que tenìa a su alcance.
-¡Pero señor, nadie piensa en mì! - dijo la robòtica con la voz aquebrantada, como si un nudo en su garganta le impidiera defenderse.
-¡Nadie piensa e tì porque no sientes! ¡eres una insensible, y tambien una inservible, buena para nada! -le gritaba Murdoc. Ella presenciaba todo lo que su amo hacìa y decìa, no era raro, lo distinto era que ahora todas sus maldiciones se referìan a ella. El seguìa aventando cosas a todos lados, y comenzò a golpear la pared mientras maldecìa a la robot, unas gotas de sangre brotaron por sus  nudillos.

Cuando Murdoc retomò el control, cayò agotado en la silla mientras frotaba sus sienes con rapidez.
-Mi amo, yo no....- replicaba la robot, tratando de tomar el control sobre las cosas.
-Ya, no digas nada. Deberìa desconectarte de una jodida vez. -concluyo Murdoc.

Dentro de sì, algo habìa despertado, Cyborg sintiò algo ademàs del amor que le tenìa a 2D, era algo distinto, no era satisfaccion, ni ira, ni rencor, era algo mas, y no lo pudo soportar. Su cabeza comenzò a soltar humo y daba pequeñas contracciones con los hombros, sus manos se cerraron apretando un puño y unas gotas negruscas se derramaron por su frente junto con chispas que salìan disparadas por su alborotado cabello.
-Sobrecarga.....Sobrecarga.....- despuès de un par de minutos agonizantes, Cyborg se apagò. Murdoc la mirò sin hacer o decir nada, solo sintiendo furia por la pequeña robot propia de su creaciòn, a quien ahora detestaba. Despues de pensar un rato, se levantò y la tomò para arreglarla, al fin y al cabo, ella tampoco merecìa eso.

Mientras tanto, 2D bsucaba a la guitarrista por toda la isla, no sabia donde se habìa metido.
-¡Hey! ¡Russel! -le gritò desde abajo al gigantesco hombre de tez morena que miraba al horizonte, meintras el crepùsculo se avecinaba con mas entusiasmo detràs del sol.
-¿Que hay, D? -le saludò con su tipica tranquilidad.
-¿Has visto a Noodle?
-No, hombre, y escuchè unos gritos, ¿que pasò?-
-Te lo contarè, mereces saberlo, pero despuès, tengo que encontrar a Noods. -dijo y se retirò corriendo con obvia urgencia por encontrar a la asiàtica.

Llegò a la planta alta, donde la mirò en el balcòn. El caminò tranquilo por haberla encontrado sana y salva.
-¿Noods? -preguntò el mientras se dirigìa a ella, estaba sollozando ocultando su cara detràs de su mascara de felino. -¿Noodle? no te sientas asì, por favor.
-2D, aprecio que me quieras ayudar, pero no es el momento .-decìa entre lagrimas que no paraban de brotar por sus ojos rasgados.
-Noods, solo te quiero ayudar, se lo que se siente estar solo, de veras....sentirse triste y....
-2D, ahora lo que necesito es estar sola.- le pidiò la japonesa.
El suspirò, frotò la espalda de la guitarrista para calmarla un poco mientras miraba aquella vista maravillosa que Murdoc tenìa solo para el en dìas anteriores. Pensò en como animar a Noodle, en su cara se dibujò una sonrisa y comenzò a cantar:



Door bells say goodbye to the last train
Over the river they all go again
Out into leafy nowhere hope someone's waiting out there for them
Cabbie has his mind on a fare to the sun
He works nights but it's not much fun
Picks up the london yo-yos
All on their own down soho
Take me home


Noodle reconociò la letra en seguida, ella tambièn se la sabìa, asì que acompaño a 2D con el coro, secando sus lagrimas, reemplazandolas con una sonrisa.


Other people wouldn't like to hear you
If you said that these are the best days of their lives
Other people turn around and laugh at you
If you said that these are the best days of our lives.



Ambos se miraron contentos, se tenìan el uno al otro y eso era lo ùnico que importaba.

-Gracias, 2D.




Murdoc bajaba las escaleras de mala gana cargando el cuerpo flojo de Cyborg inconsciente para arreglarla.
No le habìa ocurrido nada de gravedad, un simple calentamiento el el chip de recepciòn que creò la sobrecarga. Pero dudò bastante en conectarla de nuevo, era una oportunidad perfecta para deshacerse de ella por completo, haciendole creer a todos que ya no tenìa remedio. Al mirar su rostro metalico, no le desperto ningun sentimiento de afecto, detestaba tener que soportarla a ella y a sus estupideces. Si nadie la querìa existiendo, ¿Porque no se ahorraba de una vez los problemas? la deshecharìa como basura y reutilizarìa algunas partes que le fuesen ùtiles. Pero, ¿y el amor que le tenìa al peliazul confesado prematuramente al bajista? Murdoc lo olvidò por completo, 2D jamàs estarìa con la replica de Noodle, tampoco con una robot. El solto una carcajada al imaginar una pareja tan peculiar. "Buena suerte metiendo tu pija dentro de un robot" pensò y dejò a Cyborg recostada en el suelo por mera dignidad, si tenìa sentimientos tan claros no era justo que la dejase como un animal en estado de putrefacciòn, simplemente la dejo recargada contra la pared cabisbaja, parecìa una muñeca robotizada sin pilas, olvidada por el abandono de su dueña, en este caso, su amo.

Murdoc subiò las escaleras pensativo, pensò e aquella encrucijada por la cual estaba en medio de descubrir, pero estarìa tomando una desiciòn severamente importante para ambas Noodles. Mientras subia las escaleras, tropezò con un tenis de 2D, cayò y refunfuñò sin hacer mucho escandalo. De pronto, una idea cruzò por su mente, no era la mejor ni la mas brillante, pero tal vez serìa una pieza importante del rompecabezas de la situaciòn. No se demorò en ir en busca del chico, a quien encontrò en su habitaciòn. Antes de llamarlo, aclarò su garganta y se irguiò para no verse necesitado de ayuda y dio 3 golpecitos en la puerta. Una voz llamò desde dentro.

-¿Noods?
-No, Face-ache, soy yo. Abre -

No esperò mucho hasta que el peliazul abriò la puerta algo incomodo.
-Pasa -dijo mientras abrìa la puerta dejando paso al satanista. Este entrò mirando todo a su alrededor, el mismisimo toque que 2D tenìa en su habitaciòn de los Knong Studios lo habìa transportado a la habitaciòn renovada.

-¿Que se te ofrece, Murdoc? -preguntò 2D.
-Stu, quiero pedirte un favor .-dijo mirando hacia la ventana el cielo oscurecido cual almirante en su barco.
-¿De que se trata?
-Y no quiero que le digas a Noodle ni a Russel.
-S-si....¿que ocurre?
-Es Cyborg.- le dijo concretamente despues de tomarse unos segundos. -Mi mente maestra ha llegado a la conclusiòn de que terminar con ella serìa lo mejor....pero...-
-¿De que hablas? ¿no sabes desconectarla? ¿pero para què? ¿y es lo mejor que se te ha ocurrido?
-Stu, si no me interrumpes cada 3 segundos podrìa terminar con esto de una buena vez- le replicò el satanista.
-O-ok.....lo siento.-
-Hablo de que esto podrìa ser lo mejor para todos, si sè desconectarla, no me jodas, yo la inventè, serìa para que Noodle vovliera a ser normal, al menos conmigo. Y sì, hasta ahora creo que es lo mejor.
-¿Y para que viniste?

Murdoc girò su cabeza lentamente para mirar al peliazul severamente, con una expresiòn que lo decìa todo.

-Lo siento -dijo 2D escondiendo su boba sonrisa y su ruborizamiento detràs de un libro.
-Como sea, hay algo que no sabes, y creo que tienes derecho a saberlo.

2D lo escuchaba atentamente, despues de esperar unos segundos no se contuvo y su subconsciente le obligò a preguntar.
-¿Que es? dime, por favor-
-Cyborg esta enamorada.....de tì.- le dijo sin evitar el contacto visual del peliazul.

2D abriò los ojos completamente, una expresiòn de tormento embargò su cara.
-¿Q-q-q-què? -pegunto sin tratar de ser irracional ante la situaciòn.
-Eso, lo que oìste, idiota.
-P-p-pero....¿c-c-como? ¡e-es imposible! ¿e-es u-un robot!
-Creeme que si fuera igual de marica que tù hubiera reaccionado exactamente igual.

2D tomo sus cabellos azules con ambas manos y mordiò su labio inferior. No se explicaba como pudo haber pasado.

-Oye, tranquilìzate ¿quieres? no es como si te hubiera dicho que tuviste un aborto -
-P-pero Mudz....
-¿Mudz? hacìa mucho que no me llamabas asì -riò el satanista dandole una palmada en la espalda. -No te pongas tan nervioso, esto es una cuestiòn seria, si desconecto a Cyborg, tendrìa garantizada la confianza de Noodle, pero le estarìa negando el amor que te tiene.

2D respirò hondo, retomò el control de si mismo tratando de calmar su nerviosismo que hacìa ver su notorio tartamudeo.
-Okey, okey.....entonces....¿que planeas hacer?
-Era lo que venìa a pedirte, un consejo.

El tecladista arqueò una ceja, ¿un consejo? el jamas habìa sido bueno para eso, mucho menos con una persona como Murdoc pidiendoselo.

-No lo sè, Mudz. ¿Quien es mas importante para tì? ademas, no creo que desconectar a Cyborg te garantice la confianza de Noodle...pero nos esta trayendo muchos problemas el que convivan juntas....y...-
-Si, lo sè, yo tambien me inclino mas a eso que estas pensando, Stu. Pero estoy dispuesto a arriesgar a Cyborg por regresar a los viejos tiempos con Noodle.
-Si, tienes razòn, pero Murdoc, ¿serìas tan malo como para prohibirle la existencia a Cyborg, y mas ahora que despertò sentimientos.....hacia....mì? -2D hizo una mueca al decir eso y continuò -es que Murdoc, tu no eres Dios....-
-Meh, patrañas. Lo ùnico que se es que Cyborg es el punto dèbil de Noodle, todo lo que hace es para fastidiarla, para hacerla enojar, para que se deprima.
.Sì, Mudz...- 2D le dio una palmada al hombro del satanista -creo que serìa lo mejor, pensando en ambas....-
-Ya sè, pero....habrà algunas complicaciones emocionales de mi parte.
-¿A que te refieres?
-Nada, no tienes que entenderlo, en fin. Muchas gracias, 2D. -

El satanista cerrò la puerta, se sentìa mejor, alguien tan sincero y honesto como 2D lo habìa hecho relfexionar desde otro punto de vista, y si....despuès de todo era lo correcto. Pero ¿y esas complicaciones emocionales?  claramente, Murdoc llegò a considerarla mas que una Noodle mas, la consideraba su hija, su propia creaciòn. No iba a ser facil despedirse de ella, para nada. Una tormenta se avecinaba, y no estaba en claro si saldrìa en definitva el sol.
Subir ^
partyblast
I ♥ Cyborg
avatar

Reg.: 24 Jul 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 8312
Género: Masculino
Ubicación: En el USG Ishimura
México


#30 Publicado: Lun Sep 23, 2013 10:53 pm  Responder citando

Muy bien, siguele asi porque esta muy interesante
Subir ^
Mostrar mensajes anteriores:   
Responder Página 2 de 3 Página < Anterior  1 2 3  Siguiente >
Horas en GMT - 5
Ir a:  
NO puedes: crear mensajes/responder temas/editar tus mensajes/borrar tus mensajes/votar en encuestas -> Regístrate/Conéctate
Volver a Fan-Fiction
Geek Domains

Crear foro gratis | Staff del foro | Reportar abuso | Cookies | Powered by phpBB/Sopel