Gorillaz México y Latinoamérica Foro

Geek Domains
Gorillaz México y Latinoamérica Foro » Fan-Fiction
La Biblia de Satanás - Track 10

Responder Página 1 2 3 4  Siguiente >
Autor Mensaje
Kazuyo
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 31 May 2012
starstarstarstarstar

Mensajes: 619
Género: Femenino
Argentina


#1 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Lun Jun 04, 2012 12:59 am - Título del mensaje: La Biblia de Satanás - Track 10 Responder citando

Sobre esta historia

Sinopsis: Plastic Beach está naciendo y Murdoc tiene grandes planes. Con SunMoonStars respirándole en la nuca todo el tiempo y con la promesa de reunir su banda, ha llegado la hora de que Gorillaz vuelva de la tumba.

April Sullivan, una joven que termina en la playa de plástico por error, es testigo de todo lo que no se dijo entre los miembros del grupo y del renacimiento con más costo que valor de una banda que ya parecía no querer volver a ver la luz del sol.

Género: Acción, drama, fantasy. NO ES MARY SUE.

Esta historia está dividida en capítulos, cada capítulo está dividido en dos o más tracks. Antes de cada track se incluirá un pequeño resumen de lo que pasará. Esto es principalmente con el objetivo de que las personas que quieran leerla pero estén muy atrasadas no estén obligadas a tener que leer todo lo previo de un tirón y tengan oportunidad de llevarle el paso a la historia. Recomiendo que no lean los resúmenes si quieren leer el capítulo luego, tienen muchos spoilers pierde algo de gracia.

RESUMEN DEL TRACK 01 - EL MAÑANA

ATENCIÓN: SPOILERS

Desde Demon Days ya no hay mucho para hacer. Murdoc termina por pura casualidad en un bar de poca monta, escuchando bandas novatas (y muy malas) una tras otra. A punto de irse, un dueto revelación llamado "La bella y la bestia" ocupa el escenario. Sabine Kenneth, una rubia digna de ocupar la portada de Playboy por todo un año, toca la guitarra y canta acompañada de su pareja, April Sullivan, violinista y tecladista, una morena de pelo corto que de tan flaca puede pasar por una escoba.
Después de la maravillosa presentación, Murdoc les ofrece aparecer en su nuevo álbum del que aún no se sabe nada fuera de su cabeza. Ellas, convencidas de que se trata de un engaño de un viejo loco con cierto parecido a Murdoc que quiere llevarse a Sabine a la cama, rechazan de inmediato la oferta.
Pero Murdoc no es de los que aceptan un no por espuesta.






Cap. 01

Now playing: Track 01-El Mañana - Gorillaz

Quizás habían sido tres. O tal vez dos. Quién sabe.

Estaba fría, negra, y le gustaba eso. Era suave a pesar de su famosa amargura, en especial para alguien con su nivel de acostumbramiento, pero servía para calmar la sed entre los bocados de maní de la barra que se llevaba a la boca.

Quizás habían sido cuatro. Pero nadie las cuenta hasta que las tiene que pagar.

No estaba muy seguro de qué hacía ahí. Con esa cerveza en la mano, definitivamente no era para embriagarse, aunque era una posibilidad a concretar en pocas horas. ¿Las mujeres? Nada en especial, estaba bien para un bar de poca monta en Oakwood Street. Ninguna estaba sola, lo que era un inconveniente menor.

Era noche de bandas. Había visto el panfleto mal pegado en la puerta de una tienda de discos a bastantes pocas calles y aún no entendía cómo había terminado en ese taburete, en esa barra, en ese rincón.

La música era seca y mala, desgastada y con gusto a gente que se cree más sabia y profunda de lo que es. Las otras quince o veinte personas en el bar parecían aplaudir por compromiso, algunas pocas por patética empatía, casi al ritmo deprimente de las canciones.

Puso de vuelta el pico de la botella casi vacía en su boca, metió su larga lengua sin quitar los ojos de la suerte de espectáculo que se desenvolvía en el escenario. El hombre, en sus tempranos veintes y con el cabello largo, cantaba – o aullaba – con tono que intentaba imitar una voz entre lágrimas; a su lado, una mujer recitaba algo que parecía ser un haiku, según había aprendido al buscar información en Internet cuando Noodle había llegado tantos años atrás. Agradeció a Satán por lo bajo, con gesto asqueado, cuando la pareja volvió a integrar la masa susurrante del público.

Ese era el tercer grupo en una hora. Si ese era el prospecto de la noche, debería considerar seriamente escapar en tanto pudiese. No sabía por qué, pero realmente no deseaba gritarle a los novatos en el escenario que se dedicasen limpiar platos, hubiese sido demasiado fácil probar su falta de talento pero demasiado difícil convencerlos de lo barato de su poesía.

Otra cerveza. Ahora era la quinta o cuarta o tercera... No importaba, todavía le quedaba suficiente dinero en la billetera como para no tener que salir corriendo.

Otra banda. La cuarta, cosas tan malas no se olvidan tan fácilmente. Alzando una ceja decidió que no podía torturarse de ese modo a sí mismo. Se puso de pie para salir cuando, de reojo, miró al nuevo grupo que invadía el territorio del reflector. Eran dos chicas, oscilando los 25 años. Una de ellas era totalmente promedio, cabello corto, castaño y revuelto, y, para ser honestos, necesitaba ganar algo de peso para dejar de parecer un esqueleto ambulante. La otra, por el contrario, parecía un desborde de belleza con su rostro angelical enmarcado por una cabellera dorada, su amplia sonrisa y sus delicadas curvas sólo interrumpidas por la presencia del micrófono.

Se sonrió cuando las oyó denominar a su dueto “La Bella y la Bestia”. Era un nombre un poco duro para la flacuchenta, pero le pareció un nombre que él mismo habría escogido en esa situación.

Sacó su billetera y tomó algunos billetes.

-¿Cuánto?-preguntó al muchacho al otro lado de la barra.

-Veinte.

-¡¿Qué?! ¿¡Por un par de cervezas!? ¡No te voy a pagar veinte por cuatro o cinco cervezas!

-Nueve cervezas. Son £20.

-¡Nueve! ¡Estás...!-guardó silencio de repente y miró hacia el escenario.

Un suave tecleo introductorio acalló sus quejas.

Las chicas habían comenzado a tocar. La Bella sostenía una guitarra en sus manos y cantaba dulcemente reclinada sobre el micrófono. La Bestia coreaba con voz muy baja manteniendo los ojos cerrados, en tanto tocaba el teclado y superponía pistas a la vez para lograr, entre ambas, el efecto de una docena de músicos que habían tenido que participar de la grabación original de esa canción que él tan bien conocía.

Summer don’t know me, no more... Eager man, that’s all…


-Mira, viejo, son veinte y punto, no quiero...

-¡Shhh!-exclamó el hombre extendiendo su palma hacia él.

Le pareció que las voces femeninas hacían la canción mucho más cliché, y hasta un tanto gay. Pero la voz. Esa voz.

La Bella podría haber pasado por una sirena para Murdoc. Iluminada por el reflector de mala calidad, e incluso con un micrófono de oferta, era perfecta. Su tono, su apariencia, su sonrisa al mirar al público. La Bestia había desaparecido del escenario, sólo era un eco lejano que perfumaba a la Bella.

Summer don't know me no more, he just let me love in myself…


-Viejo, ¿vas a pagar?

Murdoc sacó todo el dinero de su billetera y lo dejó en la mesa sin quitar ni un segundo la vista de la joven cantante. Estaba anonadado en perfección. No podía escuchar otra cosa aparte de su voz y no podía ver más que sus labios rosados moverse suavemente al pronunciar cada palabra.

'Cause I do know, Lord, from you that… Just died, yeah


La joven acomodó un cabello detrás de su oreja y alzó la vista más allá del bar de la calle Oakwood. Casi en un estado de epifanía y sintiendo cada sílaba, aspiró una bocanada de aire y con la potencia más dulce que jamás había llenado los oídos del bajista, cantó su estribillo.

I saw that day... lost my mind… Lord, I'm fine…


Se deslizó suavemente por la nota, sin temblar ni dudar. Exhaló los últimos dos versos.

Maybe in time… You'll want... to be mine…


La Bestia se había integrado completamente a la canción, pero había sido totalmente ofuscada por el dominio de la escena que mantenía su compañera. Era una con la luz, el micrófono y el entablado del escenario. ¿La flacuchenta de cabello caoba alguna vez había estado allí?

Don't stop the buck when it comes. It's the dawn; you'll see… money won't get there.
Ten years passed tonight you'll… flee


La Bella extendió su delicada mano de porcelana hacia el público. Murdoc sintió, por un momento, que lo señalaba a él.

If you do that, I'll be someone... To find... you...


La Bestia hizo correr la pista en su teclado y, de un estuche que mantenía oculto a sus pies, extrajo un magnífico violín. Comenzó a desgarrar las notas con pasión y poder. La voz de la joven rubia se había ido apagando con suavidad, dejándose eclipsar por el magnífico sonido de la Bestia.

Maybe in time… You'll want... to be mine…


El par de decenas que observaban el espectáculo aplaudió con calma y monotonía. Era un poco insultante el que todos estuviesen más concentrados en su bebida que en la obra maestra que acababa de ejecutarse frente a todos.

-¿Qué estuvieron tomando antes de subir?-preguntó al chico de la barra.

-No sé, cerveza, creo. Ni que hubiese tanta variedad...

-Tres.

Pagó y sujetó las botellas. Esperó a que los otros tres que las saludaban se alejasen un poco y caminó hasta la mesa que habían vuelto a ocupar las dos jóvenes que, entre risas hablaban por lo bajo.

-Bueno, eso estuvo muy bien-les dijo al acercarse.

Ambas lo miraron y luego se vieron de reojo con una media sonrisa.

-Gracias-dijo la Bella con una mirada cálida. De cerca era aún más hermosa.

-Sí, gracias-murmuró en tono seco la Bestia mientras rodaba los ojos.

-Son muy buenas, permítanme invitar un brindis-le entregó a cada chica una cerveza y dispuso la suya-. Por las futuras estrellas.

El tintineo del vidrio desapareció ante el sonido de la nueva banda que ya comenzaba a alistarse.

-Soy Sabine Kenneth-dijo la Bella-, y ella es April Sullivan. Un placer.

-Murdoc, Murdoc Niccals. Pero eso ya lo saben, me imagino.

-Si...-Sabine rió por lo bajo y le dedicó una mirada a April-¿y qué estás haciendo? ¿Cómo han ido las cosas desde Demon Days?

-Bien, muy bien. Trabajando en un proyecto nuevo, tratando de reunir a la pandilla.

-No me digas... Pero pensé que la chica, Noodle, había muerto.

-Sí, sí, eh, digo, no. No, no, no, está en las Maldivas, vacaciones todo pago, para relajarse y aclarar de su mente la idea de dejar la banda, saben.

-Claro...-murmuró la Bestia.

-Tengo todo casi listo, tendríamos que empezar en poco tiempo. Tengo un nuevo cuartel general... ya saben, desde el desafortunado incidente de los Kong.

-Ah, ¿van a grabar un disco nuevo?

-Sí, tengo todo aquí arriba, muñeca-señaló su sien-. Cambiando de tema, realmente amé lo que hicieron allá. Suave, con carácter; y la banda, no podrían haber elegido mejor banda para homenajear-se sonrió-. Reconozco el potencial cuando lo veo y, déjenme decirles, que tanto brillo me está dejando ciego.

-Y ahora me imagino que viene la parte en donde nos haces una oferta a las dos que en realidad no tiene nada que ver conmigo y todo que ver con los... encantos de Sab-April bajó su cerveza y miró a Murdoc con la ceja arqueada. A él se le figuró la imagen de una calavera forrada con ojos hundidos que lo miraba de forma bastante frontal.

-Mh, chica lista. Pues sí, resulta que tengo una idea bastante... diferente. Y estaba buscando una sorpresa que me diese ese refuerzo, quiero algo que me convenza. Escuché muchas opciones, pero nada parecía llenarme... pero ustedes, chicas, ustedes tienen mi sabor favorito de helado-puso su mano en el hombro más lejano de Sabine y con un tono suave, exclamó-. Las quiero en mi nuevo álbum. Los detalles los arreglamos luego, pero mi oferta es esa.

Ambas se miraron entre sí con ojos sarcásticos.

-Escucha, pervertido, que te parezcas un poco al bajista de una banda famosa no va a hacer que nos metamos en tu cama-dijo Sabine con tono directo.

-Te sorprenderías, pero siempre hay alguien que imita el look, y siempre viene la misma historia de la gran estrella con ofertas de fama y grandeza, a cambio de un rapidito-April volvió a su cerveza.

-¿Que yo...?

-Eres el tercer Murdoc del mes que aparece por milagro en un bar de mala muerte y que coincidentemente está por lanzar un nuevo disco y justamente necesita la ayuda de dos novatas en lugar de todas las estrellas que tiene a su disposición.

-Tres Murdocs, dos Stings, un Freddie Mercury...-April contaba con los dedos sin soltar su botella.

-Ese fue hilarante.

-Mucho. Un Bono, un Damon Albarn...

-Podrías haber elegido una imagen más difícil de imitar si querías hacerte pasar por algún famoso que nos traerá la gloria desde la nada.

-P...pero...

-Así que muchas gracias por la cerveza, viejo, pero tu oferta es gentilmente declinada.

---------------------------------------------------------

RESUMEN DEL TRACK 02 - PLASTIC BEACH

ATENCIÓN: SPOILERS

Murdoc no está dispuesto a no llevarse al menos a la despampanante rubia con voz de ángel. Armado con su garrafa de gas decide secuestrarla de inmediato.
Al salir las dos chicas del bar, el bajista las sigue bajo la lluvia por algunas cuadras. Cuando las siluetas se separan, Murdoc comienza a seguir a la encapuchada más alta, convencido de que se trata de Sabine. Después de drogarla, la carga en su auto-submarino y comienzan la travesía acuática hasta Plastic Beach.
Una vez allá, apenas teniendo oportunidad, la joven rehén golpea a Murdoc e intenta escapar. Cuando Cyborg la atrapa y la lleva ante su amo, éste se da cuenta de que ha traído a la equivocada: April Sullivan, la bestia, está ahora atrapada en Plastic Beach.




Now playing: Track 02-Plastic Beach - Gorillaz


Siempre llevaba su confiable garrafa en el maletero. Si no es por las buenas, es por las malas. Abrió el baúl y sujetó por el cuello de la camisa y del borde del pantalón al hombre que estaba maniatado y amordazado adentro.

-¡Fuera! Necesito el espacio... Además, no eras tan bueno.

El ahora libre rehén escapó a los tumbos mientras lloraba. Murdoc sujetó su tanque de gas somnífero y su máscara. Colocó el adaptador de mascarilla en el pico del tubo.

Era una suerte que las luces de la calle estuviesen tan bajas y dañadas. Muchas rotas por el granizo o por los niños. Era una suerte que comenzase a llover. Niccals buscó refugio en el cuello de su chaqueta y esperó apoyado en la parte exterior de su Camaro, la garrafa en el piso, las manos en los bolsillos, dándole la espalda a la puerta del bar a pocos metros. Se quedó inmóvil como un ente, manteniendo los ojos cerrados y con el oído atento.

Oyó la puerta abrirse varias veces conforme volaban las horas. Finalmente, ahí estaban.

-Bye, hasta el sábado.

-¡Díganle a Stan que no olvide mi libro!

Sus largos dedos se enredaron en la manija del tanque. Pesaba muy poco y el metal estaba frío. Esperó unos cuantos segundos y comenzó a caminar tras ellas en la oscuridad de la noche.

Ambas iban encapuchadas con chaquetas impermeables. Veinte metros al frente, difuminadas por la lluvia. Venían hablando y caminando a paso apurado. Las vio llegar a una esquina y detenerse. Sus siluetas se aproximaron entre sí para saludarse y, despidiéndose con la mano al alejarse, una dobló a la izquierda y la otra cruzó la calle, perdiéndose a la derecha.

Incluso de espaldas eran reconocibles. Murdoc prosiguió a la izquierda, siguiendo a la figura alta y esbelta de la muchacha que ahora caminaba con la cabeza baja, las manos enfundadas en los bolsillos y trotando en la lluvia.

Corrió tras ella de la forma más sigilosa que pudo. Se acercó hasta que pudo sentir su calor corporal bajo la cortina de agua. Ella no lo oyó.

Al presionarle la mascarilla de gas sobre la boca y la nariz, ella se estremeció de sorpresa. Murdoc la sujetó con su brazo izquierdo, anulando sus esfuerzos por escapar. La lluvia apagó sus quejidos y la soledad de la calle y la oscuridad de las luces encubrieron su secuestro.

Pocos segundos de lucha y la joven música se desvaneció en sus brazos.

Por precaución, dejó la mascara escupiéndole gas unos segundos más. Haciendo eso, ganaría algunas horas de sueño. Cerró la válvula y cargó a la muchacha en su hombro. Las cuatro de la mañana se arrastraron por la vacía y oscura calle Oakwood cuando Murdoc abrió la cajuela y soltó a la chica en su interior. Sólo la luz roja de neón del bar a media calle iluminó el borde de su rostro que, entre el verde de su piel y el carmesí del cartel, se vio gris.

No la miró demasiado, pensó que sería lo mejor apurar el paso. Tampoco creyó necesario atarla, no podría forcejear mucho ahí adentro.

Luego pensó en April Sullivan, consideró buscarla también y llevarla a su paraíso de plástico en Punto Nemo... luego consideró otra vez su insignificancia y pensó que realmente la Bella no requiere de la Bestia para hacer lo suyo. Además, no necesitaba ni tecladista ni violinista, ya tenía uno de cada en Plastic Beach.

Entró al auto y cerró la puerta. Se quitó la chaqueta empapada y sacudió las gotas de su cabeza. Arrancó el auto y prendió el estéreo. Música para viajar.

Se detuvo en una estación de servicio a un par de horas y llenó el tanque de combustible. También llenó algunos bidones para el camino, después de la costa no iban a conseguir gasolina hasta llegar al Canal de Panamá.

Detuvo el Camaro en la playa y prendió un cigarrillo. Estaba por amanecer. Se le cruzó por la cabeza abrir la cajuela y meter a su nueva colaboradora en la parte de atrás del auto, nunca había comprobado si el baúl era a prueba de agua.

-Tiene modo submarino, DEBE ser a prueba de agua...

Volvió a entrar y presionó el botón mientras se adentraba en el agua. El Camaro ’69 se transformó en el SSNiccals. La cola del Stylo Shark, de ahí las siglas SS, se sacudió con fuerza e impulsó la nave a las profundidades del océano Atlántico.

-Oh, casi lo olvido-sacó su gorro de capitán de abajo del asiento y lo acomodó sobre su cabeza. Apagó su cigarro y lo reemplazó con una pipa blanca que humeó al encenderla.

Volvió a tomar rápidamente el control para evitar estrellarse contra el fondo.

-No sé por qué no instalé un piloto automático en esta mierda.

Las primeras horas de viaje fueron tranquilas... y aburridas. La radio ya no tenía recepción y su selección “2000 canciones para tapar gritos” se estaba terminando muy rápidamente. Comenzó a considerar que no era muy buena idea viajar siempre en submarino, un avión podría ser de utilidad.

-Bueno, para qué comprar un submarino si no vas a usarlo.

Oyó un pitido agudo.

Volteó y vio a su Cyborg Noodle sentada en un rincón. La luz del interior de su nariz parpadeaba roja.

-Ah, la batería.

Dejó el submarino estabilizado y conectó a su robot por los dos cables de tensión en la parte media de su espalda y su nuca.

-Siempre odié el aviso de batería de los celulares, no sé por qué te lo tenía que instalar si iba a ser igual de molesto-la dejó de pie.

Repentinamente oyó un grito ahogado por el grosor del acero desde la parte trasera del submarino, seguido por algunos golpes a la maciza pared.

-¿Ya te despertaste? No te desgastes la garganta, estamos por llegar a Panamá y después de eso es un viaje directo hasta mi isla. Tenemos mucho que grabar y hacer.

-¿Quh? ¡Tha fhi a-anhr! ¡Vh ha ahtth shl phaa quh eh phrhz ahih!

-¡No te oigo, vas a tener que esperar a que lleguemos a Punto Nemo!

La serie de palabras que siguieron después era preferible no escucharlas.

-¡Veo que estás enojada! Te vas a arruinar la garganta si sigues gritando, mejor que duermas un poco.

-¿¡¿Dhrmh mh phh?!? ¡Th vh ah a-anhr!

Volvió a tomar asiento tras el volante y subió una pequeña palanca que liberaba gas a la cámara trasera. Los gritos se acallaron de a poco, seguidos por un golpe seco.

-Sip, definitivamente debe ser a prueba de agua. Ah, gas, no puedes vivir sin él y tampoco puedes vivir con él. Si pudiera, me casaría con esta preciosidad somnífera.

El Canal de Panamá fue de paso tranquilo y el resto del viaje fue casi de forma lineal. Máxima velocidad y todo el combustible que llevaba le valieron llegar en 27 horas, turnando la dirección entre él y CN.

-Nada mal para un kit modificado de IKEA...

La mitad superior del SSNiccals emergió como un animal monstruoso por sobre las aguas de Punto Nemo. A la distancia, la silueta rosada de Plastic Beach se desdibujaba en el amanecer.

El submarino se deslizó lentamente hasta llegar al pequeño embarcadero del islote. Murdoc y Cyborg salieron por la escotilla, a continuación él oprimió el único botón rojo de un control remoto de antena, lo que provocó que el SSNiccals siguiese avanzando mientras volvía a tomar la forma de su adorado Camaro al doblarse y desdoblarse.

-Bueno preciosa, ya llegamos a mi paraíso de plástico-exclamó Murdoc mientras buscaba las llaves de la cajuela en su bolsillo-. Espero que no estés muy enojada, pero yo traté de pedirte que vinieras por las bue...

Una bota negra le dio la bienvenida a su cara en cuanto abrió el maletero. Murdoc cayó de espaldas al suelo mientras su rehén se alejaba corriendo.
-¡¿Qué estás esperando?!-gritó a CN.

La Cyborg abrió la boca y un cañón se extendió desde su garganta. El motor en su interior comenzó a rotar, acelerándose, preparándose para disparar.

-¡No, pedazo de metal sobrevalorado! ¡Viva, quiero que cante!

Evil Noodle miró con confusión a su dueño y guardó lentamente su cañón. Hizo un saludo militar de afirmación y corrió a gran velocidad en persecución de la muchacha que ya se había alejado bastante.

Murdoc se puso de pie y se sobó el trasero. Por muy bonita que fuese su playa rosa, aún así el piso era bastante irregular. Caminó con su chaqueta al hombro y entró a su mansión.

El elevador lo llevó a la cocina. Tomó una olla cualquiera que encontró y la llenó con agua hirviendo. Bajó hasta la sala y se acomodó en su sofá preferido. Se quitó los zapatos y metió sus pies en el agua que, tras un siseo leve y un rebalsamiento que derramó parte del contenido de la olla, comenzaron a relajarse.

Hundido entre los pliegues del sillón, cazó el control remoto y comenzó a pasar los canales sin prestar mucha atención. El sonido del elevador abriéndose llamó su atención.

Cyborg Noodle ingresó a la sala y volvió a saludarlo de manera militar, parándose derecha. En su hombro llevaba, trasero al frente, a la muchacha que pataleaba y golpeaba su espalda mientras se quejaba.

-¡Suéltame, loca!-gritó la rehén.

-No te va a soltar, linda, sólo obede... ¡¿Qué carajo?!

Asustada, CN soltó a la chica que aterrizó en el piso. Murdoc se sujetó del borde de su sofá mientras miraba fijamente a su nueva cantante. La pipa se cayó de su boca abierta.

-¡¿Qué estás haciendo aquí?!

-¡¿Se te olvida que me secuestraste?! ¡Loco, pervertido, maniático! ¡Te voy a sacar los ojos!

April Sullivan, la Bestia, se incorporó bruscamente antes de que CN la sujetara firmemente por los hombros y la mantuviese sentada en el suelo.

-¡Suéltame, puta! ¡Te va a correr la misma suerte!-pataleó y trató de zafarse.

Cyborg Noodle abrió lentamente la boca mientras exhibía el cañón de su arma, mirando con ojos suplicantes a Murdoc.

-¡Yo no te secuestré, secuestré a tu amiga!

-¡Enfermo! Me atacaste por la espalda y me metiste en una cabina de metal, ¡estás loco!

-¡No...! ¡Yo no te secuestré!-Murdoc se puso de pie con envión de inercia, llevándose una mano a la frente-¡No pude haber traído a la equivocada!

-¡Me las van a pagar los dos, secuestradores! ¡Voy a hacer que los metan en prisión y que se pudran ahí! ¡Voy a...!-los motores internos de CN volvieron a girar.

-¡No, no, chatarra! ¡Guarda eso!-el zumbido se desaceleró dentro de Evil Noodle, que puso gesto de decepción.

-¡¿Por qué me secuestraste, loco?!

-¡No te quería secuestrar a ti, quería llevarme a tu amiga! Ya sabes, ¡la rubia ardiente con voz de ángel!

-¡Sabine!

-¡Como sea!

-¿¡Y cómo pudiste confundirnos!?

-¡Es que se veían tan parecidas de espaldas!

-¡Soy veinte centímetros más alta que ella!

-¡P... pero no pareces!





-------------------------------------------
Bleh, es lo primero que escribo en muchos meses. Todavía ni tengo idea de cómo continuarlo, lo único que se me ocurre es que va a tener un par de capítulos más, pero no mucho. Perdón si me voy en fangirl, no es la intención. Nota: no es nadaXnada, osea, no es ninguna idea de de hacer la clásica historia romanticona del OC de la fangirl junto a su Gorillaz favorito, ni nada por el estilo. TAMPOCO ES MARY SUE, perdón si este capítulo da esa impresión, simplemente es a modo introductorio del personaje. Ya veremos qué sale.
En la imagen de arriba salen, en orden de izquierda a derecha, Sabine (nena linda), April (esqueleto forrado en piel) y Cyborg Noodle (lata sobrevalorada)... las "chicas" del fic (?) XD
GENTE, YO NO DIBUJO, EDITO IMÁGENES CON AUTORIZACIÓN SÓLO PARA PODER ILUSTRAR LAS COSAS QUE ESCRIBO.
Ah, lo que dice April (a quien le interese) es:

-¿Qué? ¡Te voy a matar! ¡Van a abrir Alcatraz sólo para que te pudras ahí!
(...)
-¡¿¡Dormir un poco!?! ¡Te voy a matar!

Paz y amor, bludz.
_________________


-Nevermore, Cortez... Nevermore...


Última edición por Kazuyo el Lun Ago 20, 2012 5:09 pm; editado 22 veces
Subir ^
Dle
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 07 Feb 2012
starstarstarstarstar

Mensajes: 1120
Género: Masculino
Ubicación: Limbo
México


#2 Publicado: Lun Jun 04, 2012 2:11 pm  Responder citando

Interesante

No me quejo de nada Mr. Green
_________________
Subir ^
toriviiarawr
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 03 Oct 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 691
Género: Femenino
Ubicación: En mi pequeño mundo paralelo inverso...
México


#3 Publicado: Lun Jun 04, 2012 5:24 pm  Responder citando

Me gusta Very Happy no me importa si lo haces como fangirl siempre y cuando la trama sea buena y este escrito de una forma decente
Asi que por ahora no me puedo quejar ^^
_________________
Subir ^
partyblast
I ♥ Cyborg
avatar

Reg.: 24 Jul 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 8312
Género: Masculino
Ubicación: En el USG Ishimura
México


#4 Publicado: Mar Jun 05, 2012 6:07 pm  Responder citando

Muy bueno esta padre y espero que sigas con este fic se ve bueno
_________________
Subir ^
Kazuyo
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 31 May 2012
starstarstarstarstar

Mensajes: 619
Género: Femenino
Argentina


#5 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Mie Jun 06, 2012 12:14 am  Responder citando

Gracias gente! ^^ Ya estoy escribiendo el siguiente pedazo Razz con suerte en estos días lo subo Very Happy
_________________


-Nevermore, Cortez... Nevermore...
Subir ^
toriviiarawr
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 03 Oct 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 691
Género: Femenino
Ubicación: En mi pequeño mundo paralelo inverso...
México


#6 Publicado: Mie Jun 06, 2012 1:01 am  Responder citando

Kazuyo :
Gracias gente! ^^ Ya estoy escribiendo el siguiente pedazo Razz con suerte en estos días lo subo Very Happy


wii!! (Y)
_________________
Subir ^
Kazuyo
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 31 May 2012
starstarstarstarstar

Mensajes: 619
Género: Femenino
Argentina


#7 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Mie Jun 20, 2012 3:24 am - Título del mensaje: Track 03 - Cap. 2: Empire Ants Responder citando

RESUMEN DEL TRACK 03 - EMPIRE ANTS

ATENCIÓN: SPOILERS

Es hora de escribir las canciones del nuevo álbum. Murdoc ha llegado a un acuerdo con su prisionera accidental para que él no secuestre a Sabine: April cantará para él, pero no por eso va a andar con la cola entre las patas.
SunMoonStars ha llegado a Plastic Beach para mantener vigilada de cerca su nueva inversión: él y Murdoc tienen un nuevo trato.
April intenta hablar con Sabine para explicarle su desaparición, pero las cosas no resultan del todo bien, ella no le cree lo poco que le dice.
Después de que Murdoc y Cyborg se fueran en un pequeño viaje, han vuelto con 2D encerrado en una maleta y un misterioso libro de proporciones colosales. Esto recién empieza




Cap. 02

Now Paying: Track 03-Empire Ants - Gorillaz

La guitarra sonó vibrante y fuerte. No le gustó.

-Muy agudo. Bájala una.

Volvió a tocar el acorde.

-Te dije una, no dos. Ahora es muy grave-encendió un cigarrillo-¿Quieres?

-Dame- se lo extendió y él aspiró una bocanada profunda-. Suena horrible, queda agudo.

-¿Lo puedes apurar un poco? Mira-señaló la hoja garabateada de partituras-, si no, no va a entrar en esta parte.

-Sí, pero eso se superpone, ¿nunca aprendiste a leer música?

-¿Y va a quedar bien?-él le devolvió su cigarrillo-... Lo babeaste...

-No, esa saliva es tuya-repasó el acorde dos veces.

-Babeaste mi último cigarrillo... Asco. Me debes dos.

-Te dije que es tu propia saliva, yo tendría que decir “asco”-no la miró mientras hablaba. Anotó algo en el manojo de papeles que estaba frente a él.

Murdoc estaba reclinado en el sofá de dos cuerpos. La “mesa” que usaba para anotar su nueva canción estaba compuesta por revistas, cajas de pizza y demás basura. April tenía su rostro apoyado sobre su brazo, y su brazo apoyado sobre el respaldo del sillón. Lo miraba mientras trabajaba.

-Y a todo esto... ¿Qué estas haciendo aquí y desde cuando tu opinión vale cuando estoy componiendo algo?

-En primera, tus letras nuevas apestan. En segunda, tendría que poder opinar sobre lo que voy a cantar, ¿no? Y en tercera... no hay mucho más para hacer-apagó el cigarro en la tela rasgada del respaldo y lo tiró.

-En primera, esto es sólo el boceto de mi composición maestra, una obra de arte no sale en un intento. Toma un rato y varios borradores para los grandes genios pulir un diamante.

-¿Diamante? Parece un estrás barato... Y no te va a salir ni en cien intentos con ese verso, no rima.

La miró de reojo y anotó una palabra en el costado de la hoja.

-¿Rhinestone? Hey, si vas a usar mis ideas, exijo regalías-dijo entre risas la muchacha colgada del respaldo-...O al menos poder cantar esta canción... No hagas rimar floating... de hecho, ¡fuera ese floating! Saca la idea de la nube, dale algo más tangible pero no lo especifiques... No sé, como un globo aerostático... Con aire caliente, que se “eleve”, no que “flote”... Un globo que flote y que te aleje.

Ella se sentó en el respaldo, puso sus pies enfundados en medias sobre los hombros del bajista, le arrebató las partituras de la mano, las apoyó sobre su cabeza y anotó unas cuantas palabras después de tachar otras tantas.


-Me gusta la idea de que dejemos atrás el vacío-dijo April-, pero con algo más... no sé, mecánico. La nube es una nube, no le cuesta trabajo ser una puñetera nube. Pero un globo... no sé, me da la idea de más trabajo. Y el aire caliente que lo llena... parece como una respiración, como si el globo respirase. La nube no, es fría.

-Como si el soplido caliente del globo volara las cosas.

-Claro, y el globo tiene fuego... Hey, no te olvides de que tienes que escribir mi parte.

-No, vas en Cloud of the unknowing.

-Odio Cloud, es tan... no sé, empalagosa...

-Nuestro trato era que ibas a cantar lo que yo te mandara y no traía a tu amiga, ¿recuerdas?

-Recuerdo, recuerdo el trato... ¿Y quién va a cantar la nueva si no la canto yo? Ni que hubiese tantas personas en la isla para grabar el álbum.

-Es porque todavía no traigo a nadie. Las cosas en orden.

-Wow, eso suena muy organizado para un satánico cuarentón fanático del caos... y por “traer”, me imagino que querrás decir drogar y secuestrar, ¿cierto?

April se sentó en el sofá y extendió sus piernas sobre la improvisada mesa.

-Más o menos...-la miró arqueando una ceja- Qué tal then we leave this emptiness behind, rising on warm air; forsake those shadows with this affair.

-No entra. Prueba con lose, o dalo vuelta.

-¿Y si subo esta?

-Sí, pero habría que repetir este verso.

-¡Qué! ¡¿Por qué?! ¡No sabes nada de música!

-¿Estabas escribiendo música, Doc? Creí que jugabas al Tres-en-línea...




Desde entonces no la dejaba entrar a su estudio de grabación a menos que fuese para cantar algo. Qué poco sentido del humor. Ahora ya no podía escuchar música inédita y, para peor, cuando Murdoc se iba y si la Internet se desactivaba, debía esperar hasta que él llegase, porque el módem estaba en el estudio y no podía reiniciarlo a distancia.

Cada algún tiempo le parecía que veía a otra persona vagando por la isla, pero nunca se había cruzado con nadie demasiado de frente. Plastic Beach era muy grande como para poder recorrerla entera al mismo tiempo. Además, Murdoc contrataba arquitectos, diseñadores e ingenieros cada algún tiempo que renovaban el edificio. Era una molestia abrir una puerta y de repente aparecer del otro lado de la isla.

En una ocasión se levantó medio dormida y en ropa de cama a buscar un tentempié de madrugada y, al abrir el refrigerador, apareció en el lado de afuera de la mansión. Tuvo que esperar a que Murdoc saliera para poder entrar. Nada divertido.

Se había sacado los zapatos y jugaba con sus pies en el agua. Lanzaba pequeñas piedras plásticas al mar desde el muelle mientras miraba al horizonte. Estaba aburrida y Murdoc y CN no habían regresado aún.

Se recostó en el piso plástico e irregular, cerrando sus ojos un momento.

-Disculpa, ¿cómo llego al baño?

Abrió sus redondos ojos marrones y vio una figura extraña sobre ella. Era algo humanoide y delgado, llevaba una máscara de gas y su nariz era anormalmente larga y estaba cubierta de lo que parecía ser crema bloqueadora solar. Sobre su larga túnica negra llevaba un chaleco de muchos bolsillos, sus manos cargaban dos grandes maletas mal cerradas y en su cabeza lucía un gorro muy propio de un turista... un turista algo excéntrico.

-Me perdí, ¿el baño?

-Ah... La puerta delantera, el ascensor, en el segundo piso hay un pasillo. Primera puerta a la izquierda... ¿O derecha? Veo que acaba de llegar. ¿En qué vino?

-Sí, la isla es un poco difícil de encontrar. Y vine en manatí, me gustan los transportes ecológicos... ¿Luego del baño cómo llego a los cuartos para huéspedes?

-Ah, no puede, tiene que salir y entrar por el otro lado, es el primer subsuelo, son muchas recámaras iguales. No hay nadie, así que póngase cómodo.

-Gracias-la figura se retiró calmadamente y desapareció de su vista.

Después de casi un mes de vivir en Plastic Beach ya no se sorprendía fácilmente con las cosas que veía. Desde el nido de flamenco en el cajón de su habitación, sentía que la isla no le tenía nada nuevo reservado.

Volvió a tumbarse a la luz del sol. El trato. Todavía no estaba muy segura de cómo había llegado a ese acuerdo. Murdoc le permitió al menos volver a Inglaterra para buscar su gata, algunas de sus cosas y poner todo en orden antes de desaparecer en Punto Nemo. Pero aunque tuvo el tiempo, no se atrevió a enfrentar a Sabine. La situación tuvo que conformarse con una dramática llamada telefónica.

-Sab...-la conversación la había empezado ella.

-Estaba preocupada, no supe nada de ti en cuatro días-contestó Sabine al otro lado de la línea después de varios segundos de silencio en su celular.

-Lo sé. Disculpas. Oye, voy a... irme por un tiempo. Estoy en el Pacífico, cerca umh... de las Pitcairn.

-¿Qué estás haciendo allá?

-Se podría decir que trabajo

Silencio.

-¿Quieres que...?

-¡No, claro que no!-exclamó April adivinando lo que la otra iba a decir- Te juro que es cierto, pero... no puedo contarte lo que está pasando... El jefe no me lo permite, se podría decir. Voy a tratar de llamarte seguido, y si puedo ir también... ¿Sab?

Ya no había nadie del otro lado del teléfono.

En esas estaban con Sabine. Probablemente no le creyó, o aunque realmente creyese la loca pero cierta historia de que se había ido por trabajo, no querría hablar de eso.

El trato. Quizás después de todo, no le disgustaba tanto la idea. Desde adolescente siempre había querido hacer música y no vivir de trabajos aburridos, como sucedía en la realidad. Era una oportunidad especial, y, honestamente, no declinable. Quizás la única que iba a tener en su vida.

Fue difícil convencer a Murdoc de permitirle a ella participar en el álbum en lugar de que secuestrase a Sabine. Tuvo que demostrarle el secreto del “éxito” de la Bella y la Bestia. La voz principal, que parecía salir de boca de Sab era en realidad April. Con su cara no sonaba tan bien, usar a Sabine y su cuerpo y rostro perfectos aseguraba que a la gente le gustase mucho más lo que oían. Un truco bastante simple pero imposible de notar gracias al embobamiento general al que el público se sometía.

El sonido del SSNiccals la devolvió a la realidad. Se sentó, su cara estaba caliente y quizás un poco roja. Él fue el primero en salir.

-Oh, captain! My captain!-dijo mientras se levantaba y se acercaba-Se demoraron mucho. Y la Internet no funciona.

-Fui a recoger algunas cosas-Cyborg Noodle lo siguió cargando una gigantesca maleta-. Déjala por ahí, ya va a salir solo.

-¿Va a salir solo? ¿Qué es eso?

CN tiró la maleta al piso y siguió descargando cosas.

-El cantante.

-¿Traes un cantante... en eso?

-Sí, lo tuve que traer drogado con un poco de ayuda de un socio con el que no trataba hace tiempo. A mitad de camino ese adefesio se quiso poner difícil así que Cyborg lo metió en la maleta...

-Encantador.

-Sí... ¡Hey, chatarra! ¿Qué hiciste con lo que había ahí dentro?

Noodle levantó los hombros y siguió con lo que hacía.

-Pedazo de... tendría que haber gastado ese dinero en comprar otra TV...

-¿Quién es tu nuevo cantante?-se acercó la maleta y la miró en detalle.

-¿Nuevo? Es el inútil de 2D.

-¡2D! ¡No pensé que lo de reunir a la banda fuese en serio!

-Qué puedo decir, soy un sentimental. El imbécil tiene buena voz y el look. Sin él en la banda perdemos la mitad del público.

-Entiendo... ¿Y qué vas a hacer si se rehúsa a cantar?

-Tengo una ballena.

-... ¿Qué?...

-Una ballena. Conseguí una ballena que va a hacer que 2D no salga de la isla ni de su cuarto. Con la motivación correcta va a cantar-le mostró una picana eléctrica.

-Sonaste a una película de mafiosos de los ‘80s... Y la ballena, ¿Qué, es como un perro guardián o algo así?

-No, este imbécil tiene algo como ictiofobia.

-¿Y eso?

-¿Qué no eras bibliotecaria?

-No, ordenaba libros, no quiere decir que los leyera. Odio leer, me tuvieron que obligar a aprender cuando tenía quince.

-¿Mucho tiempo de lucha?

-Resisto.

-¿Y qué hacías tantas horas en una biblioteca?

-Jugar al tetris en silencio... me decías de la ictiofobia esa.

-Le tiene miedo a los peces grandes. Y es lo suficientemente tonto como para creer que las ballenas son peces, así que...

-¿Y ahora simplemente lo vas a dejar ahí?

-Sí, que salga solo. En un par de horas tiene que... ¡HEY, HEY, APARATO DE MIERDA!, ¡CUIDADO CON ESO!-Murdoc salió corriendo hacia el submarino, la Noodle metálica estaba paralizada mientras sostenía una enorme caja de madera de más de un metro de largo y medio de ancho en sus manos- Esta cosa es invaluable, no quiero que esté en tus manos, lata torpe.

El bajista la colocó en una suerte de carro metálico y la abrochó con sumo cuidado. No parecía una caja de embalaje tradicional, a primera vista la madera podía ser algarrobo o algo parecido. Demasiado fino, resistente y... pesado para una caja de envío.

-¿Qué es eso?-cuestionó curiosa la joven.

-¿Esto? Un regalito, se podría decir, una ayudita de este mal socio que te mencioné.

-¿Y cómo una caja de 100 Kg. va a ser una ayudita? Mi abuela tiene un baúl igual.

-Esto va a reunir a la banda finalmente. Chica, planeo la vuelta de la tumba más épica y memorable en la historia de la música, ni Maiden, Halford, Strato o Rhapsody en el mítico 2000 van a equiparar este espectáculo.

-¿Qué de quién?

-...Ignorante...

-Maiden como... ¿como Iron Maiden, los que tocan metal? Pero lo de Strato...

-Stratovarius...

-¿Stratovarius? Suena a una enfermedad.

-Calla por tu vida, criatura-exclamó Murdoc en tono dramático.

-Y no me dijiste lo que hay en la caja.

-No te interesaría.

-¡Cómo que no!

La observó con ojos filosos. Su mirada roja y negra se clavó en ella y, con una retorcida sonrisa puntiaguda y tono natural, confesó.

-Un libro.

---------------------------------------------------------

Acá está el tercer track (nombre que le he puesto a cada parte XD), osea, la apertura del 2do capítulo. Todavía faltan el Track 04 y 05 para terminar el Cap. 2... WOOOOOO! MURDOC TIENE UN LIBRO MISTERIOSO!!!! Igual hasta el Track 05 no van a saber mucho de esto Very Happy quizás puedan deducirlo en el Track 04 pero bueno... ble! Espero lo disfruten, la historia se va a ir complicando con el paso del tiempo. Recién estamos calentando o.O

Paz y amor, bludz.
_________________


-Nevermore, Cortez... Nevermore...


Última edición por Kazuyo el Mar Jul 03, 2012 2:44 pm; editado 4 veces
Subir ^
GorillazLover
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 30 Abr 2012
starstarstarstarstar

Mensajes: 647
Género: Femenino
Ubicación: Probablemente llorando en el clóset
México


#8 Publicado: Mie Jun 20, 2012 11:35 am  Responder citando

Esta genial!! Very HappyD
_________________
Subir ^
partyblast
I ♥ Cyborg
avatar

Reg.: 24 Jul 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 8312
Género: Masculino
Ubicación: En el USG Ishimura
México


#9 Publicado: Mie Jun 20, 2012 4:21 pm  Responder citando

muy bueno
_________________
Subir ^
Aural Radio
& the Infinite Sadness
avatar

Reg.: 10 Mar 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 3476
Género: Masculino
Ubicación: CBGB
México


#10 Publicado: Mie Jun 20, 2012 4:25 pm  Responder citando

UUU DIBUJITOS.
_________________
Subir ^
Kazuyo
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 31 May 2012
starstarstarstarstar

Mensajes: 619
Género: Femenino
Argentina


#11 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Jue Jun 28, 2012 1:33 am - Título del mensaje: Track 04 - Cap 2.2: Little Pink Plastic Bags Responder citando

RESUMEN DEL TRACK 04 - LITTLE PINK PLASTIC BAGS

ATENCIÓN: SPOILERS

Murdoc recuerda en sus sueños el nuevo trato que tiene con SunMoonStars, en donde le promete que él se encargará de reunir a su banda si el bajista continua alimentándolo con fama.
2D, desconcertado, se encuentra con April. Cuando ésta le explica que Murdoc lo secuestró, Stuart se pone histérico por un rato, pero luego de calmarse mantienen una amena conversación durante toda la noche. Una amistad empieza a forjarse. Ante el primer avance de 2D (o Goofy, como ahora lo apoda Ape), la chica lo detiene revelándole que tiene novia: Sabine.




Now Paying: Track 04-Little Pink Plastic Bags - Gorillaz

-Ya es hora.

-Hey, hey, espera, no tan rápido, ¿no podría entrar en un plan de pago en cuotas?

-El tiempo ha concluido. Es hora de que pagues... Murdoc Alphonse Niccals.

-P...pero todavía no he terminado. La banda está separada, ¿cómo esperas que te esté alimentando si ni siquiera tengo la banda junta?

-Tus excusas no conmueven este corazón de vicio pútrido, y lo sabes. Tu avaricia te arrastró hasta esto, no se turbe tu faz a la hora de enfrentar las consecuencias. Cae en el olvido como un hombre.

-Pero aún hay mucho por hacer. Estoy en vías de hacer un nuevo álbum... E... ¡El mejor de todos! Si te pago ahora, yo me quedo sin alma y tú te quedas sin comida.

Los ojos de vidrio rojo no se inmutaron, pero pudo sentir cómo detrás de esa máscara de gas SunMoonStars lo miraba fijamente. Sabía que era cierto.

El espectro infernal se movió por primera vez. Su mano estaba extendida en el aire.

-Yo reuniré tu banda. Dame éxito, aliméntame, y tendrás tiempo. Sólo te permitiré existir en tanto al menos una persona esté pensando en tu creación. Si el pensamiento de las masas acalla y durante aunque sea un ínfimo instante nadie recuerda tu música, devoraré tu alma para regurgitarla en los Avernos.

Murdoc se mostró escéptico.

-¿Y cómo los reunirás?

-Stuart Tusspot será traído hasta tu mano por la mía misma. Russel Hobbs será llamado, pues no puedo acercarme a él a riesgo de que el torbellino de su psique me absorba para siempre. S09K-code053, quien también llamas Noodle, sólo podrá regresar si sigues mis exactas instrucciones.

-¿Regresar de dónde?

-Tú sabes bien de dónde... Extiende tu mano para sellar nuestro trato, Murdoc Alphonse Niccals. Yo te daré tu banda, pero debes alimentarme con gloria.

Los dedos finos y plásticos del demonio apretaron su mano. El dolor estalló en un insoportable ardor punzante. Su garganta liberó un grito.

 -Doc...

Despertó.

-Hey, Doc. Deja de gritar, que quiero ver la TV.

Abrió los ojos. Se había quedado dormido en el sofá. April volvió a su sillón a unos metros, hundiéndose mientras tomaba una lata de cerveza. La habitación estaba oscura, sólo iluminada por los programas que corrían por la pantalla. La chica de cabello castaño parecía navegar los canales sin prestar demasiada atención a lo que veía.

-Viejo, tendrías que hacerte ver eso.

-¿Qué cosa?

-No es la primera vez que te escucho gritar “tenemos un trato” mientras duermes... Avísame de antemano si te estás volviendo loco, no sería divertido estar encerrada en esta isla con un psicópata... ¿nunca viste The Shining?

Murdoc se levantó del sillón con una mano en la frente, tambaleándose.

-Me voy a la cama... ¿hiciste cena?

-¡JA! Llamé un delivery, comí pizza a lo grande.

-¿Hasta aquí?

-Claro, su lema es “contra fuego, mar y viento”, así que les tomé la palabra y pedí como tres toneladas de pizza... si no llega en 30 min, ¡es gratis!-sonrió ampliamente con un gesto burlón a las publicidades televisivas.

-Como sea...

-Hey, ¿2D habrá salido de la maleta? No lo he visto.

-No lo sé... hey, pásame pizza.

-¿Cuál quieres?- tomó las dos cajas del piso.

-¿De qué hay?

-Sólo me quedan de brócoli con camarón y de fresas con chocolate...

-...Mejor no, gracias.

Murdoc no dijo nada más. Parecía distante y fuera de su humor común, pensativo. Prefirió no preguntar qué le pasaba mientras desaparecía tras la puerta corrediza.

Un par de segundos después de cerrarse, la puerta volvió a abrirse.

-¿Cambiaste de parecer sobre mis exóticas pizzas?-rió la muchacha sin apartar la vista de la televisión.

- Umh... ¿Hola?-la silueta flaca había asomado la cabeza y la miraba fijamente algo desconcertado.

-¿2D?

Hubo un largo silencio.

-Eh... hola... ¿dónde estoy? Pensé que no había nadie más...

-Bueno, estás en la isla de Murdoc-se puso de pie y le extendió la mano en señal de saludo-... Soy April, April Sullivan.

-Stuart Pot, 2D... Es bueno ver a alguien más, me perdí... me perdí varias veces, de hecho...

-Sí, entiendo de lo que hablas... umh... ¿quieres pizza? Debes tener hambre...

-Sí, un poco... ¡brócoli con camarón, mi favorita!-antes de que ella pudiese sentarse a la mesa, él ya había devorado tres porciones.

-¿Tienes idea de cómo llegaste hasta aquí?

-Bueno, primero estuve dando vueltas, y había una escalera y una puerta...

-No, no, hablo de la isla-ella también tomó un pedazo.

-Uh, estaba pensando en mis cosas, mirando por la ventana, sabes, me ayuda a pensar... y luego vi como unas manchas negras y verdes y luego me dormí. Después abro los ojos y estaba como en una camilla en un cuarto con muchas luces y como de metal... y me asusté y me pareció ver...-no dijo más.

-¿Ver qué?-cuestionó.

-No, nada, no pudo haber sido... había una chica que confundí, así que me emocioné y comencé a gritar y no entendía nada, pero luego la chica me golpeó en la cabeza y creo que me desmayé o algo así, porque cuando abrí los ojos estaba todo hecho un bollo y todo se veía negro, me traté de mover y estaba adentro de una maleta. Cuando salí estaba en este lugar... Bueno, no en este “este lugar”, digo, estaba afuera, y estaba el mar... y caminé una hora o un poco más y llegué hasta aquí adentro... Ahora que lo pienso, entré a una puerta que decía “Sanitarios” y terminé en esta sala...

Ella se sonrió un poco.

-Sí, te va a pasar muchas veces hasta que te acostumbres.

-Todavía me duele mucho la cabeza...-ella notó que tenía las ojeras pronunciadas y sudaba un poco.

-Sí, leí algo sobre ti en Internet hace mucho-se puso de pie y buscó una mochila que estaba cerca de la mesa. Después de revolver, sacó un blíster a medio camino de píldoras celestes ovaladas-... Ten. Lamento si son muy suaves, pero es lo mejor que tengo.

-¿Qué...?-el sujetó las pastillas.

-Son analgésicos. Sé que los tomas y debes llevar casi dos días sin tomar... hey... oye, no deberías tomar tantos de una sola vez... ¿me estás escuchando?... Bueno, basta, cinco de un tirón es más que suficiente, te va a hacer mal...-le quitó las pocas pastillas que quedaban de las manos.

-Gracias, ya me estoy empezando a sentir mejor... ¿Y tú quién eres?

-Eh... ¿April Sullivan? Te lo dije hace un rato...

-Ah, perdón... ¿y qué estás haciendo aquí?

-Bueno... llegué por equivocación, se podría decir... Murdoc quiso secuestrar a alguien y por error me secuestró a mí. Soy... tu coreuta, supongo.

-¿¡Murdoc!? ¿Está aquí?

-Eh... sí, también te dije que esta es su isla...

-¿Y cómo llegué yo aquí?

-Murdoc te trajo drogado, creo...

Hubo casi media hora de gritos, ella trató de explicarle la situación, pero él sólo subía y bajaba desesperado. Insultó a Murdoc por casi veinte minutos, luego habló de que había dejado su tortuga en casa y que moriría de hambre, luego se deprimía casi al punto de las lágrimas porque no sabía nadar y no podría volver a casa, se quejó sobre que se atrasaría con sus estudios y luego de pensarlo un poco, se dijo que mejor así, porque ahora tenía una excusa para no tomar ese examen el miércoles.

Al final sólo se quedó sentado en un escalón de la entrada, con la cabeza en las rodillas y las manos en la nuca. Ella se acercó despacio y le ofreció una taza de té helado.

-No gracias, no me gusta el té-ella le extendió la cerveza que tenía en la otra mano. Le dio un largo sorbo.

-Que bueno que ya te calmaste... En la mañana podrás hablar con Doc para arreglar todo esto.

-Dijiste que te secuestró a ti también... pero te ves muy contenta.

April sonrió.

-Digamos que me secuestró a medias... si me hubiera pedido venir, es probable que hubiera aceptado... No soy una profesional de la música, me dedico a tener trabajos secundarios y a golpear buitres con palos para que no me coman viva-2D rió-, y un día Murdoc nos escuchó tocar en un bar y quiso secuestrar a Sabine, pero me llevó a mí por equivocación... Luego me dijo que me devolvería y que se llevaría a Sabine en mi lugar, así que hicimos un trato: yo me quedaba y cantaba para él y no involucrábamos a Sab en esto... Honestamente, no me gusta la idea de ella sola aquí con Murdoc... es demasiado bonita para estar sola con él o cualquiera... Además, cuando eres una mesera, bibliotecaria, paseadora de perros y telefonista a tiempo parcial que canta en bares los fines de semana, no rechazas oportunidades así...

-Tienes que haberlo impresionado...

-Neh, sólo cantábamos El Mañana... supongo que apelamos a su ego...

-¿Un cover nuestro? Eso es genial.

-Sí...-sonrió un poco avergonzada- Yo soy del tipo de chica que tenía como 17 o 18 cuando sacaron su primer disco... y un póster enorme con tu cara en mi pared... Una vez hasta fui a uno de sus conciertos... Sabine se contagió un poco de eso, pero ella es más de... de Demon Days... Y esa noche pensamos “qué demonios, nunca es tarde para un clásico”...

-Wow, un clásico...

Ella mojó sus dedos en el té helado y le salpicó algunas gotas.

-No te hagas el modesto... Creo que el sueño adolescente de vivir de la música me duró bastante... A veces me siento un poco inmadura.

-No tiene por qué ser un sueño, ¿sabes? Antes de Gorillaz me estaba resignando a que iba a vivir de vender instrumentos en una tienda y es lo más cerca que estaría a vivir de mi música.

-Sí, pero no todos tenemos talento para la música.

-Puedes componer lo que sea, siempre a alguien le va a gustar...-dijo él con una sonrisa alentadora.

-Sí, pero ¿y las letras?

-Las letras no las puedes pensar, sólo haces música. Las letras vienen solas... ¿Quieres un ejemplo? Hace mucho tiempo compuse mi obra maestra... Iba así-entonó suavemente una canción que parecía una balada o algo similar- Damn you mama, damn you papa, why have you done this to me?-la melodía era sombría, lejana, deprimente. De repente, se agilizó- I cannot even have the last pickle in the jar, my hands are too damn big!!!

La muchacha estalló en una carcajada.

-Y esa es mi canción con más sentimiento hasta ahora... Lo cual es muy irónico, porque soy alérgico a los picles.

-Creo que es la mejor canción que escuché en mi vida-April aún no podía dejar de reír- Enséñame tus místicas habilidades de poesía, ¡oh, magnífico 2D!

-Je... ¿Quieres saber algo?-él tomó otro trago de la cerveza y tiró la botella a la playa plástica. Rebotó al alejarse antes de estallar en una lluvia de vidrio café- Siempre he detestado el apodo 2D... ¡Ya, lo dije!

-¡Cómo!-April rió y también lanzó el vaso que se desintegró al contacto con el suelo- Pero siempre pones así el autógrafo y firmas cosas...

-Sí, pero ese apodo me lo puso Murdoc... Estuvo bien al principio, no me molestaba tanto... pero con el tiempo... no sé, como que lo empecé a odiar... Tiene demasiado que ver con lo de los ojos, sabes...

-Y entonces... quieres que te llame... no sé, ¿Stuart?

-Ese es el punto, tengo el apodo hace tantos años que ya no parece que Stuart fuera mi verdadero nombre... ¿sabes a qué me refiero?

-Quizás...-se apoyó en la baranda- Entonces supongo que necesitas otro apodo...

-Suena bien.

-Qué tal... ¿Qué tal Goofy?

-¡¿Goofy?! ¡Es aún peor!-2D carcajeó con fuerza.

-Tienes que admitirlo, es bastante obvio.

-Me vengaré...Ya lo tengo, ¡Ape!

-¿Esa es tu venganza? ¡Es el mejor apodo que he tenido en mi vida!

-No estoy seguro de si has tenido demasiados apodos o muy pocos.

-Demasiados... Veamos, tenemos escoba, percha y todas esas variantes... Olive Oyl, Patsy Powers...

-¡¿Patsy Powers?! ¿Cómo la enfermera?

-¡Sí! De Zombie Nurse in Love, creo que eres la única persona que conoce la película aparte del amigo que me puso el apodo.

-¡Ja! Cómo no conocerla, ¡es genial!-2D se veía más animado.

-¿Te gusta el terror en general o es sólo con los zombies?

-Me gusta el terror, pero los zombies... son... mi pasión

-Bueno, tenemos eso en común... déjame probarte, Goofy... umh... ¿REC 1 o 2?

-Es chiste, ¿cierto?

-Bueno, bueno, una más difícil...

-Déjame a mí, novata... ¿cuál es tu película favorita?

-Fácil. 28 days later, ¿la tuya?

-Dawn of the dead. Es una obra maestra.

-Ah, odié a Anna.

-Sí, Kenneth es la ley.

-¿Y te gustan otras cosas aparte de los zombies, Goofy?

-Me gustan... los teclados, videojuegos, los perros... ¡oh! Y me encantan las festividades.

-¿Festividades?

-Sí, como cuando no tienes que trabajar y te quedas durmiendo en casa hasta tarde y luego viene la familia y todos comen mucho. Es algo como un domingo, ¡pero a mitad de la semana!

-Sí, son buenos. Me gusta la navidad.

-A mí me gusta el año nuevo.

-Sí, pero navidad es mucho más... no sé, familiar.

Ella se perdió, posiblemente en un recuerdo feliz o algo parecido. 2D la miró y le sonrió con amabilidad.

-Gracias por soportarme este rato, Ape, eres una chica muy dulce... ¡y divertida!

April volvió a la tierra y lo miró de reojo.

-No voy a acostarme contigo, ¿sabes?

-No era mi intención-ella sacó una cajetilla de cigarrillos, extrajo dos y le extendió uno-, pero sólo por curiosidad, ¿tan mal estoy?

-No es eso, Goofy... sucede que...-hizo silencio por algunos segundos.

-¿Que...?

-Tengo la novia más linda del mundo. Eso es todo.

April encendió ambos cigarrillos.

_____________________________________________________
En primera, mil disculpas por este capítulo, sé que está muy malo, pero necesitaba aclarar ciertos puntos a los que sólo podía llegar bien mediante el diálogo. Es un capítulo tedioso y aburrido, ojalá me puedan perdonar en el próximo, que espero vaya a ser un poco más entretenido que este ^^U

Bueno, ya sabemos que Murdoc volvió a hacer un trato con SunMoonStars, 2D y Ape ya se empiezan a hacer amigos y que April y Sabine son pareja o.O Y conocemos el genio creativo de 2D (?)

Traducción de la obra maestra de 2D: "Maldita seas, mamá, maldito seas papá, ¿por qué me han hecho esto a mí? Ni siquiera puedo alcanzar el último picle del jarro, ¡mis manos son demasiado grandes!"

Tengan paciencia, les juro que los track 5,6 y 7 van a estar mejor ^^ Nos vemos hasta entonces

Piece and luv, bludz.
_________________


-Nevermore, Cortez... Nevermore...


Última edición por Kazuyo el Mar Jul 10, 2012 3:42 pm; editado 3 veces
Subir ^
toriviiarawr
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 03 Oct 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 691
Género: Femenino
Ubicación: En mi pequeño mundo paralelo inverso...
México


#12 Publicado: Jue Jun 28, 2012 1:37 pm  Responder citando

Me gusta como va la historia y lo de la pizza  me dio mucho asco! xD
_________________
Subir ^
partyblast
I ♥ Cyborg
avatar

Reg.: 24 Jul 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 8312
Género: Masculino
Ubicación: En el USG Ishimura
México


#13 Publicado: Jue Jun 28, 2012 5:21 pm  Responder citando

Esta genial se ve que se esta poniendo interesante
_________________
Subir ^
Kazuyo
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 31 May 2012
starstarstarstarstar

Mensajes: 619
Género: Femenino
Argentina


#14 Escribió el primer mensaje de este tema Publicado: Lun Jul 02, 2012 2:04 am - Título del mensaje: Parte 2 Track 05 - Cap. 3: To Binge Responder citando

RESUMEN DEL TRACK 05 - TO BINGE

ATENCIÓN: SPOILERS
Murdoc sigue reviviendo en sueños su trato con SunMoonStars. 2D intenta hacerle frente, pero el bajista echa por tierra sus esperanzas de volver a casa pronto. April se limita a animar a Stuart, pero no interviene mucho a su favor.
Las semanas pasan y la hora de grabar se acerca. Apenas comienzan a grabar la versión final de To Binge, cantada por Ape en lugar de Yukimi, Cyborg irrumpe informando que ha terminado de traducir el libro que Murdoc le ha mandado.
Un giro inesperado en la historia: el bajista revela detalles sobre su nueva posesión: el legendario y maldito Codex Gigas, el libro manuscrito más grande del mundo medieval. Asegura que con un par de hechizos que aparecen en él puede traer a Noodle del infierno.
Atónitos, 2D y April escuchan la historia de cómo la guitarrista fue atrapada por los demonios que venían a cobrar la deuda de Murdoc.
Es hora de abrir el Hellhole. Es hora de volver a las ruinas de Kong.




Cap. 03

Now Paying: Track 05-To Binge - Gorillaz

Quemaba, quemaba, quemaba, quemaba. Dolía tanto. Trató de soltar su mano, gritando, pero el agarre del demonio era demasiado poderoso. Vio cómo lo acercaba a él mientras la máscara de su rostro se partía en dos, revelando una bola de humo negro con fauces bestiales verticales, babeantes, llena de ojos por dentro y por fuera.

-Pero si te atreves a traicionarme, Murdoc Alphonse Niccals, el Averno será un destino que desees. Actúa pronto, no dejes que el tiempo corra... Vendré por ti, en sueños, para recordarte este acuerdo...-lo acercó más a su cara infernal- Tenemos un trato... Murdoc...

El dolor se detuvo. La cara deforme seguía ahí, sin mover más que la maloliente boca, como un muñeco de ventrílocuo. Rió de forma estridente, como reiría Stuart.

-Ok, ok, ahora... sin trampas, si tuvieras que elegir que se extinguiera de la faz del planeta algo... ¿chocolate o Megan Fox?-la voz del boogieman se había transformado en la del cantante repentinamente, pero seguía sin moverse- ¡No seas así! Umh... Chocolate, puedo vivir sin chocolate, pero no sin Megan... Mi turno... ¿mejor sexo de tu vida?-aquellas palabras las dijo con el tono fuerte pero femenino de April. La voz volvió a cambiar, ahora SunMoonStars hablaba de nuevo con la voz chillona de 2D -Una vez una fangirl se filtró en un concierto, y se metió en mi camarote. No sabía quién era y la verdad me asustó un poco, pero bueno, ¡soy hombre! ¿No? Y antes de que me diera cuenta, se me metió en la cama y... bueno... Digo, creo que fue el mejor sexo, pero no fue el que más me gustó... Me gustaba mucho estar con Rachel, me hacía sentir bien.

Abrió los ojos, estremeciéndose entre las sábanas. Podía escuchar las voces de sus dos rehenes desde arriba de su cuarto.

-Debe ser difícil tener a Murdoc alrededor todo el tiempo cuando hay tantos asuntos pendientes entre los dos...

-Bueno, no ha sido fácil... Tiene algo por robarte todo lo bueno que pueda tener tu vida... Para ti también debe ser difícil, me imagino que siendo la única mujer en la isla no deben faltarte... invitaciones.

-Ni una sola vez-le sorprendió la delicadeza-. Trae a sus “chicas” muy seguido... ¿Y cómo lo terminaste tomando? A lo de Murdoc y el tema de Rachel-April habló suavemente.

-No sé, supongo que sólo lo dejé pasar... Pero a veces pienso en ella... A veces pienso... qué hubiera pasado si le hubiera hecho caso, si hubiera dejado la banda hace años... Rachel tenía razón... Qué tal si...-2D hablaba despacio, pero con tono casi feliz, como si hubiese estado riendo hasta unos momentos.

-Entiendo de lo que hablas, hace mucho yo tenía este novio...

-¿Novio? Pensé que eras...

Murdoc se levantó despacio de la cama. Sentía que tenía una enorme resaca pero sin la parte de la fiesta.

-¿Lesbiana? Neh, no creo en la sexualidad... Cuando una persona es especial, lo que le tocó entre las piernas, ¿no debería ser lo que menos importa?-se tambaleó al llegar a la puerta. Su mano derecha ardía pero no mostraba ningún tipo de lesión. Llegó hasta el ascensor y subió los pisos que faltaban hasta la azotea, desde donde provenían las voces-... Este tipo era genial, un rebelde, todo lo que un novio adolescente debería ser para enseñarte con qué tipo de personas no te deberías involucrar. En fin, cuando lo dejé por Sabine, me dijo que...

-¿Que ibas a extrañar el chorizo cuando comieras taco?-Murdoc emergió de la pequeña trampilla en el piso del techo. April ya estaba acostumbrada a verlo aparecer desnudo o en ropa interior. Era una suerte que, al menos esta vez, trajese sus slips al llegar a la azotea. Ape y 2D estaban sentados en el suelo, descalzos, con las piernas colgando en el vacío y apoyados en la baranda- Qué bueno que ya son amigos.

El otro se puso de pie de repente y lo miró fijamente con sus ojos negros.

-Quiero irme a casa. Mi tortuga va a tener hambre-no era un diálogo muy heroico según pensó April, pero la seriedad y la firmeza con la que lo dijo podía darle su aire de convicción.

-Te llamé muchas veces, es muy descortés ignorar a alguien que quiere contactarte para algo importante... Si no te pedí permiso para traerte, no te voy a pedir permiso para que te quedes-vio cómo 2D titubeó. Después de tantos años, todavía no le había perdido el miedo... y eso que todavía no sabía de la ballena-¿Nada más? Qué bueno que ya aclaramos este asunto... ¡April! Muéstrale el estudio y enséñale las letras, hoy grabamos los demos de To Binge.

-¿Adónde me viste cara de tu empleada, Doc? Pídemelo bonito.

-Sólo haz lo que te pido.

-¿Y así estás esperando que te cante algo?-Stuart la miró y ella le devolvió el gesto. Sus ojos parecían decir “Mira, así es como te enfrentas a Murdoc. Aprende”- Después de todo lo que te ayudé a escribir esa canción... Me conformo con un “por favor”.

La miró secamente pero su ser no titubeó ni un instante.

-Podrías, por favor... ¿cerrar la puta boca y hacer lo que te mando?-se dio media vuelta y bajó por la trampilla hacia su “despacho”- Y dale de comer a mis peces... uno de tus dedos o algo así.

-¡Esos tratos no te van a llevar a ningún lado, viejo!-le gritó risueña la muchacha antes de que el bajista desapareciera- ...No lo vas a doblegar, pero de a poco puedes obtener un poco de respeto de él.

El cantante arqueó una ceja.

-Estás muy, muy equivocada. La única razón por la que no te tiró de esa baranda-señaló las barras que eran la única frontera entre la azotea y 10 metros de vacío- después de replicarle tanto, es porque eres mujer.

-Déjame soñar... Ven, te muestro algo lindo-bajaron las escaleras hasta el estudio y luego el ascensor hasta la sala de instrumentos y grabación. Había una enorme cantidad de instrumentos esparcidos por todos lados y, al fondo, una caja de vidrio espaciosa y acolchonada en el primer metro, preparada para grabar-...Es la primera vez que entro sola en como un mes. Mira.

April se sentó en el piso y sujetó una guitarra que conectó en un amplificador cerca. Tomó un pequeño teclado de cinco octavas y lo afinó antes de preparar la guitarra. 2D se acercó a un telescopio y miró en la distancia. Sólo había océano, aunque le pareció ver una mancha negra moverse bajo las olas.

No quiso que su imaginación aterrada lo traicionara. Se sentó junto a April mientras ella buscaba algo en el piso.

-Las hojas estaban por acá... fíjate si no te les sentaste encima.

Él hurgó debajo y encontró sólo una fina pieza de ropa interior diminuta, rosa con un corazón blanco en medio. Rió.

-¿Esto es tuyo?-dijo con los interiores colgando de su dedo.

-Mh... No, es de Murdoc-dijo sin prestar mucha atención. Él sacudió rápido su dedo para quitarse la tela de la mano-. Aquí están, las encontré... Esta me gusta mucho, Murdoc me dejó ayudar bastante... Si no te gusta algo, te doy permiso de que la cambies.

Los dedos finos de la invitada dejaron en sus manos cuatro hojas de notas que a primera vista no le hicieron mucha gracia. Pero era su canción, así que, ¿qué importaba?



Ver a Murdoc camuflado entre amplificadores al afinar El Diablo no era fácil, incluso después de casi dos semanas. Cuando April le insistía para que enfrentara la situación, él buscaba excusas, intentando esconderse en la idea de que el momento aún no llegaba, de que debía elegir el momento en el que su captor estuviese más sensible, en que fuese más fácil contactar con su lado bueno.

La tortuga ya debía estar más que muerta. Su principal preocupación era las horas de agonía que esa amiguita habría sufrido al ser consumida por la inanición. De todas las formas en la que podría morir un animalito, pocas se le ocurrían más terribles. Era una muerte de cobardes.

Pero después de las cuatro horas diarias, mínimo, que lo encerraban en esa pecera de grabación la tortuga era lo que menos le importaba.

Llegar a los cubículos de 2x2 sin ventanas y un solo tubo fluorescente, con una cama de caño y un colchón flaco después de un largo día de grabación era, dentro de todo, un alivio. La comida rápida de todos días se volvía gourmet sólo con que le pusieran un palillo con una aceituna.

Cómico. Era como una vida casi normal, como una vida de obrero con un trabajo que no disfruta.

Salió de la ducha y se vistió. Hoy iban a grabar la versión definitiva de To Binge. A Murdoc seguía sin hacerle mucha gracia la letra modificada, pero al final tuvo que admitir que era mucho mejor que la machucada que tenían antes.

Al abrir la puerta del estudio de grabación aún no había nadie adentro. 2D se acercó a los teclados y comenzó a tocar canciones conocidas, mezclándolas y creando nuevas. Dirty Harry se transformó en O Green World, que luego se escapó de sus cláusulas de copyright y se volvió Heart Like a Wheel, cambió hasta Thunder Clap y así siguió por varios minutos hasta ser una melodía que se le había ocurrido muchos años atrás y que nunca terminó de ver la luz.

-Es bueno, se puede usar alguna vez-Murdoc abrió la puerta cargando varios papeles bajo el brazo. April venía tras él, tarareando por lo bajo.

Después de un tiempo de trabajo habían grabado la pista del xilófono y ambos pares de teclas, llegar a la guitarra requirió mucho más trabajo y deliberación. La edición también fue una tortura. Pero al fin tenían todos los ingredientes y después de algunos ensayos para las voces, Murdoc había encontrado un tono que iba bien. Era hora de grabar.

Ambas siluetas flacas se metieron a la habitación de paredes transparentes. Se pusieron los enormes auriculares negros y la pista comenzó a correr seguida de April unos instantes luego.

Waiting by the mailbox, by the train,
passin’ by the hills ‘till you call my name,
and I’m looking for a saw to cut these chains in half and all I need is
someone to rely on as
waves come by to sink me down,
someone to rely on as
Poseidon cries this salty rain again


2D contó inconscientemente, moviendo la cabeza, para encontrar su turno en la canción al superponerse a su segunda voz.

My sins have been too many.
Though, I shall pay my bills.
The chips are down in this
attempt to know the thrill.
This whole new person
colonized my last piece of soul.
The mirror’s lying; I don’t know who’s standing there.
Let me introduce myself, see, I forgot my name again.


Fuera de los auriculares hubo silencio. Murdoc estaba inmóvil con su propio juego de auriculares abrazándole la cabeza, prestando infinita atención a cómo esos dos desenvolvían la canción que habían escrito, mal que mal, juntos.

Waiting in your room and I stare the door,
I feel the silent shadows creep across the floor.
And I’m looking from a distance,
and I’m listening to the whispers,
and, oh, it ain't the same, when you’re falling out of feeling and you’re
rolling in and caught again.
Caught again.


Él volvió a llenar su micrófono.

I’m caught again in my precious doubt,
sailing in your eyes and learning all about.
My ignorance’s a blessing, though,
I’ll only see what you will show.
My secret, I tell, you are free to blind me any time you wish,
my will means nothing when it comes to race your sighs, I know.


Murdoc golpeó el vidrio de la cabina de grabación. Ambos le dirigieron la mirada y él les hizo una seña para que no siguieran. Se quitaron los auriculares y abandonaron la “pecera”.

Cyborg había entrado y aún mantenía en su frente el saludo militar.

-¿Qué pasó, Robocop? ¿Terminaste?-Murdoc se acercó a su creación.

Algo en el interior de CN zumbó y una monótona voz contestó.

-Comando completado. Traducción finalizada.

-¡¿Esta cosa habla?!-Ape casi dio un salto.

-Estoy probándole un nuevo programa de voz. No sirve mucho, pero es algo. Traduce, define, ejemplifica, es como tener una Wikipedia ambulante... Lata, estado de la búsqueda.

-Búsqueda divergente. Seis resultados satisfactorios posibles. Se recomienda análisis manual. Esperando órdenes. Comando completado. Respuesta proporcionada.

-¿De qué está hablando?-preguntó 2D.

-Del libro que le mandé traducir. Vengan, seguimos con esto más tarde-los cuatro salieron del estudio y llegaron hasta el despacho del Capitan Niccals. Se acercaron a la biblioteca semicircular del extremo, pero cuando Murdoc miró bien pareció dudar.

-Pásame El Bastardo. Está por allá-dijo sin quitar la vista de las estanterías.

April lo miró. Miró a 2D. Le tomó el brazo y lo dejó en la mano extendida del otro.

-No, este no, ¡el otro Bastardo! Ese libro que tienes detrás, está en la escalera.

Le extendió el libro titulado “The Bastard”, que resultó ser alguna especie de mecanismo o palanca que transformaba la biblioteca en una puerta corrediza. Después de acostumbrar los ojos a la oscuridad bajaron una infinidad de escalones metálicos. Cuando parecía que no iban a llegar jamás una puerta rectangular de color azul les dio paso a un diminuto cuarto con una enorme cantidad de pantallas.

En el centro de la habitación una mesa de guerra en color verde sostenía el libro más grande que alguno de los dos cantantes jamás hubiese visto.

-Hey, Doodle, ¿dónde están las opciones que me dijiste hace un rato?

Cyborg zumbó y lanzó un sonido grave y corto.

-Comando desconocido. Reindique comando.

-Ubicación de los posibles resultados satisfactorios de la búsqueda para análisis manual. Modalidad listado-después de la orden, la robot dio una serie de números de páginas que Murdoc procedió a revisar.

-¿Este es el librote que traías el otro día?-preguntó la joven que llevaba un rato observando en silencio el monumental escrito sobre la mesa verde.

-Umh... ¿Qué es esto?-2D también le echó una ojeada sin estar muy seguro de qué buscaba.

-“Esto” se llama Codex Gigas-Murdoc habló sin mirarla.

-Codex Gigas. Traducción en proceso. Libro gigante-la respuesta de Noodle fue inmediata.

-Muchas gracias lata gigante, no lo hubiera notado sin tu ayuda.

-Bueno... sí es un libro muy grande...-2D se acercó a la robot- Define codex guigais.

-Lenguaje detectado “pronunciación ignorante”. Comando detectado. Codex Gigas. La biblia del demonio. Documento manuscrito que data del siglo XIII. Se lo considera...

-Sí, sí, ya sé lo que es. Algo decían de eso en la biblioteca, pero mi pregunta es ¿cómo llegó hasta aquí? ¿No debería estar en Suecia o algo así?-April miró a Murdoc muy seriamente.

-En Estocolmo, de hecho... ¿te es familiar la leyenda de esta cosa?-le devolvió la mirada.

-Sí, es de lo poco interesante que tiene.

-Entonces sabrás que hay muchos pactos infernales en torno a este libro, no te extrañe que haya uno o dos más después.

-¡¿Te lo robaste de Suecia?!

-SunMoonStars lo hizo.

-¿Y quién es ese?

-Un demonio al que le debo hasta mi culo.

-Ay, viejo, esto es muy, muy malo. Toda Europa va a estar buscando esto... ¿Y cómo es que no ha salido en las noticias?

-Si fueras el presidente de Suecia, ¿admitirías que te robaron uno de los libros más valiosos en la historia de la humanidad?

-Suecia tiene rey.

-... dando paso a la leyenda de que el monje selló un pacto con Satanás para cumplir la tarea de completar el libro en una noche. Comando completado. Definición proporcionada.

-Vaya... ¿oyeron eso? ¿Sabían que el codex guigais lo escribió un sacerdote hace como 500 años?

Silencio.

-Bueno, ¿y qué podrías hacer con un libro de casi 1000 años en tu sótano?-Ape comenzaba a ponerse nerviosa.

-Aprender a burlar contabilidad.

Le puso la mano en el hombro de forma brusca, él reaccionó mirándola fríamente a los ojos.

-Basta de evasivas, viejo, es en serio, ¿qué carajos hace esto acá? No lo vas a poder vender, es muy fácil encontrarte si lo vendes.

-No lo quiero vender-sacudió el hombro para deshacerse de su mano-. Este libro te dice cómo sacar un alma del infierno si se la han llevado con todo y cuerpo-hubo más silencio-... El infierno tiene una contabilidad muy cerrada, ¿sabes? Políticos, abogados y contadores es lo que más tiene, así que no es raro que sean tan estrictos... Cuando un alma entra, no sale. Así como no entran dos cuando tiene que entrar una. Pero este libro explica cómo sacar un alma, burlar la contabilidad y sacar sólo una si su cuerpo no está muerto.

-¿Y de dónde sacaste eso?

-Me lo dijo SunMoonStars a cambio de que le vendiera mi alma... de nuevo.

-Para ser un demonio no parece muy bueno haciendo negocios-se mantuvo en silencio un instante. 2D sólo los miraba con atención-... ¿Y a quién se te podría ocurrir sacar del infierno?

-Mi guitarrista.

Stuart empalideció.

-¿Quieres revivir a Noodle?-dijo con un hilo de voz.

-No la puedo revivir porque nunca estuvo muerta. Los demonios que vinieron a cobrarse mi deuda con Sun se la llevaron a ella por equivocación. En cuerpo y alma. Estaba escondida después de la farsa de El Mañana al gobierno japonés que la estaba buscando... Y ahora la quiero de vuelta, así que este libro me va a decir cómo sacarla.

-Noodle no está... ¿no está muerta?-2D se sentó en una de las sillas giratorias frente a las pantallas, sujetándose la frente. Al instante sacó de su bolsillo un par de analgésicos y los tragó de un movimiento.

-No, está atrapada en el infierno. No me pueden cobrar a mí porque ya se la cobraron a ella.

-¿Y ya descubriste cómo vas a traerla?-April sonaba enojada, pero no menos confundida.

Murdoc sacó una hoja de papel en blanco y un bolígrafo. Anotó una marejada de palabras en latín de la mitad del libro y habló sin mirar a ninguno.

-Con esto vamos a volver a abrir el Hell Hole y con lo que está casi al final vamos a traer a Noodle.

-¿Abrir el Hell Hole?-2D levantó la mirada y la clavó en el otro.

-Sí. Volvemos a los Kong.

___________________________________________________________________________________

Primero que nada, no, no es que no me supiera la letra de To Binge. Acuérdense que Plastic Beach recién está en demos y que las cosas van a ir evolucionando a lo largo del tiempo. La letra de To Binge como nosotros la conocemos, todavía no ha sido escrita.

No sé si lo han notado, pero deberían prestarle atención a las canciones que titulan cada parte. Tienen mucho que ver con la historia y hay pistas escondidas que van revelando el final.

Sí, el CODEX GIGAS existe. Lean un poco en internet al respecto. La leyenda es genial Very Happy

Ahora empieza la segunda parte, titulada "La Biblia de Satanás". Se puso épica la cosa :O Murdoc será un Dante cualquiera que va a rescatar a la indefensa joven al infierno o habrá algún trasfondo egoísta en todo esto?? jujuju

Zombies, tiros, rituales satánicos, decepciones, sexo, culpabilidad, resignaciones y mucho más en el próximo capítulo! Track 06 que todavía no decido cuál va a ser!!!! lalalala!!!! De lunes a viernes en el canal G666, de 6 a 8!

Piece and luv, bludz.
_________________


-Nevermore, Cortez... Nevermore...


Última edición por Kazuyo el Lun Jul 09, 2012 7:41 pm; editado 6 veces
Subir ^
toriviiarawr
Murdoc Niccals
avatar

Reg.: 03 Oct 2010
starstarstarstarstarstarstar

Mensajes: 691
Género: Femenino
Ubicación: En mi pequeño mundo paralelo inverso...
México


#15 Publicado: Lun Jul 02, 2012 12:04 pm  Responder citando

Hahaha no me lo perdere por nada del mundo!
Me has dejado enganchada con esto!! *O*
_________________
Subir ^
Mostrar mensajes anteriores:   
Responder Página 1 de 4 Página 1 2 3 4  Siguiente >
Horas en GMT - 5
Ir a:  
NO puedes: crear mensajes/responder temas/editar tus mensajes/borrar tus mensajes/votar en encuestas -> Regístrate/Conéctate
Volver a Fan-Fiction
Geek Domains

Crear foro gratis | Staff del foro | Reportar abuso | Cookies | Powered by phpBB/Sopel